PJ decidirá si separa al subgerente de abastecimiento municipal de Mariscal Nieto

El lunes 6 de noviembre a las 15:00 horas se resolverá el caso que involucra a Sosa Amézquita en agresión a mujeres
PJ decidirá si separa al subgerente de abastecimiento municipal de Mariscal Nieto

PJ decidirá si separa al subgerente de abastecimiento municipal de Mariscal Nieto

04 de Noviembre del 2017 - 08:26 » Textos: Correo » Fotos: Difusión

El fiscal provincial Arturo Eloy Pacheco Villagra informó que este lunes 6 de noviembre a las 15:00 horas en el Poder Judicial se resolverá el pedido planteado por su despacho, de suspensión temporal del Sub Gerente de Abastecimiento y Comercialización de Servicios Públicos de la Municipalidad Provincial de Mariscal Nieto, Juan Alberto Sosa Amézquita.

El requerimiento se da en el marco de la investigación seguida por la presunta comisión del delito contra la vida, el cuerpo y la salud, en la modalidad de agresiones en contra de las mujeres o integrantes del grupo familiar; en este caso en contra de una comerciante del Mercado Central de Moquegua.

Entre los fundamentos presentados para el pedido esta que pese a existir un resolución dictando medidas de protección a favor de la agraviada.

MEDIDAS. El imputado, Juan Sosa Amézquita, habría continuado con diversos actos en contra de la comerciante, aprovechando además su encargatura, en casos que aun están judicializados y que serán sustentados en audiencia.

Finalmente es necesario destacar que el magistrado de la Corte a pedido del fiscal puede dictar dichas medidas, para imponer la misma.

Se requiere suficientes elementos probatorios de la comisión de un delito que vincule al imputado o peligro concreto de que el imputado por sus condiciones personales obstaculizará la averiguación de la verdad o cometerá delitos de la misma clase.

Al margen del resultado de la audiencia, el caso continúa en el despacho fiscal por el delito antes mencionado y se encuentra a cargo del fiscal adjunto provincial, Nazario Paul Quispe Suel.

El funcionario Juan Sosa se ha mantenido en su posición de que nunca hubo un maltrato psicológico a la comerciante, sino que solo se le recordó que tenía deudas con la comuna y debía pagarlas.