Accidentes de tránsito en Sechura y Ayabaca dejan dos personas fallecidas

Un pescador fallece tras estrellarse con su motofurgón en un muro, y una ayabaquina muere tras caer a un barranco
Accidentes de tránsito en Sechura y Ayabaca dejan dos personas fallecidas

Accidentes de tránsito en Sechura y Ayabaca dejan dos personas fallecidas

08 de Enero del 2018 - 09:00 » Textos: José Chapa » Fotos: Correo

Dos personas perdieron la vida en sendos accidentes de tránsito ocurridos en las provincias de Ayabaca y Sechura. Las víctimas mortales iban a bordo de una camioneta y de un motofurgón.

El primer accidente sucedió la mañana del sábado a la altura de la localidad de Lúcumo, que pertenece a la Comunidad Campesina San Vicente de El Molino, provincia de Ayabaca.

Según informaron fuentes policiales, por la vía que comunica a las localidades de Yanchalá y Espíndola, transitaba la camioneta de placa C3Y-887, conducida por William Enrique Liviapoma Nonajulca (43).

Por circunstancias que se investigan, el conductor perdió el control del vehículo y se precipitó hacia un barranco de 50 metros de profundidad, perdiendo la vida Armanda Chinchay Velásquez (45), y resultando herido el conductor, el mismo que fue trasladado al centro de salud de la localidad.

EN SECHURA. El segundo accidente de tránsito ocurrió a las siete de la mañana de ayer en la vía que une a las localidades de Bellavista y de Vice.

La víctima mortal identificada como Alfredo Eca Panta, llegaba al distrito de Bellavista a bordo de su motofurgón de carga cuando sucedió el hecho.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el accidente se produjo cerca del puente peatonal, ubicado sobre un canal de regadío.

Se desconoce si se habría quedado dormido o si se le cruzó otro vehículo. Lo cierto es que Alfredo Eca Panta pierde el control de la unidad menor, y choca contra un muro que se encuentra cerca de un puente peatonal.

Antes de detenerse, el vehículo dio varias vueltas, hasta quedar encima de Alfredo Eca, quien falleció a los pocos minutos.

Eca Panta era pescador y habría salido de una reunión familiar con dirección a su vivienda.

El fallecido deja cinco hijos, y residía en la localidad de Becará, jurisdicción de la provincia de Sechura.