Brasileño llega al cuadro "churre"

Se trata de Bruno Camargo, que junto al defensa Alexander Fajardo entrenan desde ayer en Sullana
Brasileño llega al cuadro "churre"

Brasileño llega al cuadro "churre"

13 de Marzo del 2018 - 10:45 » Textos: Nilo Vilela » Fotos: Correo

Los sullaneros del Alianza Atlético de Piura siguen dando qué hablar en su preparación con miras a su próxima participación en el torneo de la Segunda División, a iniciarse el próximo mes.

Ayer se sumó a los entrenamientos las nuevas contrataciones hechas por el presidente Lánder Alemán, armando un buen equipo, pues su objetivo es volver al fútbol profesional, lugar de donde descendió el año pasado.

Se trata del volante ofensivo de nacionalidad brasileña, Bruno Camargo, quien últimamente jugó en un equipo del país de Colombia, y del defensa central Alexander Fajardo.

Junto a ellos llegaron 7 nuevos jugadores en calidad de prueba. Ellos son el arquero Ismael Josué Quispe Estrada, Italo Pareja Tarrillo, André Caballero Bravo (ambos defensas laterales), los delanteros Haido Joel Bellota Cruz y Geancarlo Iván, y los volantes Piero Alexander Becerra Mejía y Heber Oliver Trinidad Cochachi.

Ellos se pusieron a disposición del técnico Flavio Robatto, y se unieron a los demás jugadores que ya llevan dos semanas de preparación y que cumplieron ayer una intensa sesión de trabajo en el estadio Melanio Coloma de Bellavista.

El equipo regresa hoy al estadio del distrito de Sojo a los duros entrenamientos diarios que llevan adelante, bajo la atención del asistente técnico Hugo Mejía y a la supervisión del técnico argentino, Flavio Robatto.

BAJAS. Asimismo se conoció que fueron dejados de lado por cuestiones técnicas los jugadores sullaneros Johan Nole y César Guzmán.

El primero es arquero y hasta el año pasado perteneció al cuadro aliancista, actuando más en la reserva y se venía perfilando como un elemento con muchos condiciones y deseos de superación.

El tercero que dejó la tienda aliancista es el jugador colombiano Juan Carlos Lopera, siendo suplido por Bruno Camargo.