Caos vehicular e informalidad reinan en el mercado

El gerente de Servicios Comerciales, Edwin López, indicó que la próxima semana desalojarán a los vendedores que han abarrotado las veredas y las vías públicas en el mercado. Los negociantes se niegan a salir de las zonas urbanas
Caos vehicular e informalidad reinan en el mercado

Caos vehicular e informalidad reinan en el mercado

22 de Enero del 2018 - 09:26 » Textos: Marisol Bobadilla » Fotos: Correo

Comprar en el mercado de Piura se ha vuelto una odisea, debido a que no solo deben caminar por las veredas abarrotadas por comerciantes ambulantes, sino que deben sortear los vehículos que ahora transitan, sin ningún control, por las vías aledañas al complejo debido a la rehabilitación de pistas y avenidas.

Sobre el desalojo anunciado supuestamente para el 22 de enero, el gerente de Servicios de Comercialización de la municipalidad de Piura, Edwin López Yamunaqué, señaló que la fecha se mantiene en reserva por motivos de seguridad, pero dijo que el operativo se hará efectivo antes que termine el presente mes.

DESORDEN. Correo constató en un recorrido por los jirones 2 y San Francisco que estas vías están llenas de vendedores de frutas y verduras que ocupan no solo las veredas sino parte de la pista expendiendo productos en el suelo por donde circulan las custer dentro del Plan de Desvío Vehicular por las obras en ejecución.

Estos sectores son los más tugurizados debido a la afluencia de compradores, ambulantes, presencia de custer y otros vehículos menores que impiden el libre tránsito por la vía pública.

Esta problematica genera mucha molestia entre los compradores que acuden al mercado diariamente y se ven obligados a caminar por la pista exponiéndose a ser atropellados por los buses y carros que circulan por el lugar.

“Los ambulantes ocupan casi la mitad de la pista y lo peligroso es que pueden ocurrir los accidentes, vengo por necesidad a este centro de abastos sino no viniera, hay mucho desorden”, comentó la ama de casa Lía Miranda Ruiz

En el jirón 2 pese a la presencia de policías municipales es poco lo que estas autoridades hacen para controlar la informalidad y desorden vehicular y tampoco se observa personal de la Oficina de Transportes.

Otra calle con presencia de vendedores ambulantes y desorden vehicular es la avenida Blas Atienza, la cual es utilizada por los conductores como una arteria de doble sentido lo que origina un desorden en dicho sector al que se suma al tráfico en el jirón 2.

“La autoridad debe poner orden acá, está bien que los comerciantes tengan necesidades, pero porque no quieren desocupar las vías estamos así”, manifestó Miranda Ruiz.

En el jirón San Lorenzo se observa la presencia de puestos improvisados de comida al lado de depósitos de basura ante la mirada indiferente de los efectivos municipales.

Similar situación ocurre en el jirón Gonzalo Farfán donde los comerciantes han tomado la vía pública y veredas. Los negociantes irresponsablemente arman pequeñas tiendas que obstaculizan el tránsito por las calzadas.

Para los usuarios del mercado el anunciado desalojo no es una solución para el problema del mercado. “Los desalojan y en la tarde regresan otra vez, es de nunca acabar”, sostuvo Lía Miranda.

OPERATIVO. Por su parte el gerente de Servicios Comerciales de la Municipalidad de Piura, Edwin López Yamunaqué informó que están ultimando detalles para hacer efectivo el desalojo de los jirones 2 y San Francisco que a más tardar a fin de mes ya deberían estar desocupados.

Según informó, son aproximadamente cuatrocientos ambulantes los que obstaculizan las vías públicas e impiden que los vehículos mayores hagan su recorrido.

“Por la llegada del Papa Francisco no se dio la autorización para el desalojo, recién la próxima semana nos reuniremos con el jefe de la Macro Región Policial, para que nos presten las garantías necesarias para el operativo por lo que antes de fin de mes ya deberíamos haber desocupado las vías”, aseguró la autoridad municipal.

Los funcionarios han coordinado con la Policía Nacional del Perú para que esta entidad los apoye con la presencia de 100 efectivos.

PERSONAL. Sobre la presencia de los vendedores ambulantes en las diferentes avenidas del Complejo de Mercados, López Yamunaqué reconoció que cuentan con escaso personal para controlar esta situación.

“Contamos con 54 policías municipales en un solo turno de 7:30 a.m a 3:00 p.m. Lograr disminuir la proliferación de vendedores implicaría una mayor partida presupuestal para poder tener el doble de personal para que trabajen en dos turnos, estos son recursos que no tenemos”, puntualizó López.

Los jirones 2 y San Francisco son ocupados por vendedores que tienen sus puestos en la exfábrica San Miguel pero que prefieren estar de ambulantes que utilizarlos, remarcó Edwin López.

“Creo que también es responsabilidad de los comerciantes de los mercados privados como el de la plataforma Juan Velasco, Mercado de Telas y Mercado Modelo retirar a los ambulantes que ocupan sus veredas porque las vías públicas las ve la municipalidad”, consideró López.

Sin embargo destacó que el mercado ahora esta más ordenado que años atrás.

Sobre una posible reubicación de los comerciantes de los jirones 2 y San Francisco, la autoridad comentó que ellos están infringiendo la ordenanza municipal al copar la calzada, por lo que son ellos los que deberían organizarse para crear otro mercado donde puedan replegarse.

“Nosotros estamos viendo que se cumplan las garantías necesarias para efectuar el desalojo, el cual contará con la presencia de la Policía, un representante del Ministerio Público, y maquinaria”, aseveró el gerente de Servicios Comerciales de la Municipalidad de Piura.

Los comerciantes ambulantes se muestran indiferentes ante el desalojo y continúan desafiando a la autoridad.

Lo más leído