Casas colapsan por la furia de la naturaleza en Sullana

Diez viviendas se caen y otras 50 están a punto de ceder por las constantes lluvias en la provincia
Casas colapsan por la furia de la naturaleza en Sullana

Casas colapsan por la furia de la naturaleza en Sullana

15 de Marzo del 2017 - 22:09 » Textos: Luisa Alatrista » Fotos: Correo

En medio de los escombros, la madre de familia Milagros Núñez Orozco, esbozó una tímida sonrisa de agradecimiento a Dios, porque sus seres queridos estaban ilesos, en Sullana

Minutos antes, la pared de la sala de su vivienda ubicada en el asentamiento humano Los Olivos, se desplomó por completo luego de soportar una intensa lluvia en la provincia de Sullana.

ILESOS. Su pequeña sobrina salvó de morir con las justas, luego de que la pared construida con material de adobe cediera por la precipitación pluvial. Para la madre de familia, es un milagro que ninguno de los habitantes haya salido lastimado a raíz que la pared se vino abajo a las 9:00 de la mañana. 

Al igual que ella, son varios los damnificados por las lluvias. A Jhonatan Ruiz García su casa se desplomó por completo. Previendo lo peor, él junto con su esposa y menores hijos abandonaron la casa para ir a dormir a la vivienda de su hermana.

Similar situación atraviesan Tatiana Ruiz García, Gloria del Pilar Nuñez Sarango y Yeraldine Yacsahuanca Campoverde, quienes han tenido que dormir en ambientes prestados ante la amenaza de que sus casas se terminen desplomando.

A ellos solo les queda proteger con plásticos y calaminas las endebles estructuras de sus precarias viviendas construidas de adobe.

EN CAMINO. El jefe de Defensa Civil, Juan Domingo, informó que el sector de Los Olivos es una zona altamente vulnerable, pero no por ello está exento de recibir ayuda. Informó que al igual que otros asentamientos humanos, la ayuda se está canalizando por partes, por lo que ante la presencia de casas caídas en Los Olivos nuevamente harán una evaluación de daños en la zona a fin de destinar la ayuda correcta.

Hay 10 casas caídas y 50 en alto riesgo. Los afectados solicitaron desde calaminas, triplays, bidones con agua y otro tipo de enseres dado que han quedado a la intemperie.