Consorcio aún no culmina con descolmatación por S/ 16 mlls.

La Contraloría detecta nuevos riesgos en dos sectores del tramo VII, en el sector Curvan, Malingas y Tambogrande. Agro Rural firmó contrato con un consorcio que no entregó la carta fianza vigente y ahora evalúa rescindir los contratos
Consorcio aún no culmina con descolmatación por S/ 16 mlls.

Consorcio aún no culmina con descolmatación por S/ 16 mlls.

16 de Mayo del 2018 - 08:49 » Textos: Cinthia Cherres » Fotos: Correo

La Contraloría General de la República advirtió que las actividades de descolmatación en los sectores Malingas, Curvan y Tambogrande, en la región Piura, no iniciaron en febrero pasado porque el Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural (Agro Rural) no cauteló que las contratistas cumplan con sus obligaciones.

Aunque el Gobierno destinó más de S/ 16 millones para dichas actividades de prevención, el órgano de control detectó que al 15 de febrero pasado, los trabajos no iniciaban. Incluso, la mencionada institución no cauteló que la carta fianza de fiel cumplimiento se encuentre vigente.

CASO MALINGAS. La primera actividad observada por el órgano de control es la contratación para la “Elaboración de la Ficha Técnica de Prevención y Descolmatación del Cauce Natural del Río Piura, en los sectores Curvan y Malingas-Tramo VII”, cuya inversión es de S/ 10’752,894.

En la evaluación realizada por el equipo de auditores, entre el 9 de diciembre de 2017 y 31 de enero de 2018, se detectó que Agro Rural no cauteló que el consorcio Edsur, conformado por las empresas Consulting&Service Edsur S.A.C., Contratistas Generales Mesala S.A.C. y Proyectos, Inversiones y Finanzas Proinvefi S.R.L., cumpla con la presentación oportuna de la ficha técnica de prevención parcial.

A ello se suma que al 15 de febrero de 2018, la contratista no había iniciado el servicio de descolmatación y eliminación, exponiendo a la población de dicho sector a inundaciones ante la ocurrencia de otro fenómeno natural.

El plazo contractual del servicio era de 26 días calendario, iniciándose el 9 de diciembre de 2017. Es por ello que el 12 de ese mismo, la contratista presentó la Ficha Técnica Parcial (FTP), pero al día siguiente fue observada por el Coordinador Técnico Regional.

En ese sentido, el consorcio Edsur entregó las fichas corregidas el 15 de diciembre de ese año, pero el supervisor reiteró los errores, por lo que notificó a la contratista.

Esa situación se repitió una vez más, hasta que el 22 de diciembre el supervisor comunicó a la contratista sobre el vencimiento del plazo para la presentación de las Fichas Técnicas Parcial y Definitiva.

Aunque la suscripción del contrato se realizó el 18 de enero de este año, vía regularización, la contratista no presentó la ficha con las observaciones levantadas.

Por ello, el 30 de enero de este año, Agro Rural notifica a la contratista sobre el incumplimiento de sus obligaciones, otorgándole tres días pra subsanar las observaciones bajo apercibimiento de resolver el contrato.

Posteriormente, el 6 de febrero, el contratista presenta las fichas técnicas, las que finalmente fueron aprobadas por la entidad.

Pese a ello, la comisión de control concurrente evidenció que la contratista no inició la ejecución de la actividad.

“La Ficha Técnica Parcial fue aprobada después de vencido el plazo contractual, habiendo transcurrido 59 días calendarios hasta su aprobación”, señaló el órgano de control .

CASO TAMBOGRANDE. Para el servicio de “Contratación del Servicio de Elaboración de Ficha Técnica de Prevención y Descolmatación en el Cauce Natural del Río Piura, en el sector Tambogrande -Tramo VII” se destinó S/ 6’141,051.

En este caso, la Contraloría detectó que la Entidad no exigió al contratista la presentación oportuna de la ficha técnica de prevención parcial y aprobó dicha ficha después de vencido el plazo contractual, posibilitando la adopción de las acciones previstas en el contrato.

Se trata del consorcio Edsur, cuyas empresas integrantes son las mismas que ejecutan los trabajos en el sector Curvan-Malingas.

Bajo el mismo modo, la contratista, al 15 de febrero de 2018, no inició la actividad de descolmatación y eliminación, exponiendo a la población a inundaciones ante la ocurrencia de otro fenómeno natural.

El órgano de control también determinó que Agro Rural no cauteló que la carta fianza de fiel cumplimiento se encuentre vigente pese a que el contratista no cumplió con sus obligaciones contractuales dentro del plazo establecido en el contrato, generando que la entidad se encuentre desprotegida ante cualquier controversia.

RESCINDIR CONTRATO. Sobre el tema, el director de Agro Rural en Piura, Juan Burga Cuglievan, consideró que se debería rescindir el contrato por incumplimiento de los acuerdos.

Según dijo Burga a Cutivalú, las empresas no han cumplido con el pool de maquinaria ofertado. Además, los trabajos presentan retrasos.

Burga sostuvo que “al parecer, la empresa no está cumpliendo tal cual como se habían hecho los acuerdos, al parecer, ese contrato se va a rescindir. Hasta donde me han informado, ya es tiempo que se rescindan los contratos con ellos. El porcentaje [de avance] es muy poco y hay unas zonas que no se han hecho”.

Agregó que la rescisión del contrato la está evaluando el equipo de Agro Rural.

Por otro lado, manifestó que la paralización de los trabajos también se debe a un conflicto con 50 agricultores “orilleros”, que se dedican a cultivar productos en el cauce del río, precisamente donde se prevé descolmatar.

“A ellos no se les considera legalmente agricultores, porque esa propiedad [que manejan] es del Estado, pero a veces los apoyamos porque la mayoría son gente muy pobre que vive de eso”, explicó.

Según el director de Agro Rural, se trata de unas 4 a 5 hectáreas donde los agricultores se oponen a que la maquinaria trabaje.

Lo más leído