Continúa la matanza de lobos marinos en las playas de Talara

Algunos han sido ultimados a arponazos y otros aun estaban moribundos
Continúa la matanza de lobos marinos en las playas de Talara

Continúa la matanza de lobos marinos en las playas de Talara

12 de Septiembre del 2017 - 10:44 » Textos: Yenny Barrientos » Fotos: Correo

Un grupo de turistas encontró varios lobos marinos muertos, de los cuales cuatro habían sido envenenados, dos ultimados a arponazos y otros se encontraban aún moribundos. Los lobos marinos estaban la playa de Cabo Blanco, en el distrito de El Alto.

MUEREN AVES

Asimismo se informó que alrededor de las especies marinas habían decenas de aves (pelícanos y gaviotas) muertas y en estado de descomposición, al parecer por consumir la carne de los lobos envenenados.

“Habíamos tenido conocimiento a nivel nacional de la matanza de lobos marinos en el litoral de Talara, y lo que hemos apreciado nos ha impactado mucho. No es justo lo que viene pasando sin que nadie tome cartas en el asunto. Señores de Capitanía del Puerto de Talara, Ministerio Público y de la Municipalidad de El Alto, se tiene que poner un freno a todo esto. Si son los pescadores los que vienen envenenando y arpeando a los mamíferos, se les tiene que castigar con todo el peso de la ley”, dijo el ciudadano Juan Sandoval Cruz.

PIDEN AYUDA

Los turistas solicitaron a las autoridades locales el apoyo con la mano de obra y la maquinaria necesaria para poder enterrar las especies varadas, y así evitar una mayor contaminación del medio ambiente.

Como es público, la semana pasada, durante un recorrido en las playas de Talara, el Serfor registró la muerte de 31 lobos marinos, 41 aves y 2 tortugas.

En esa oportunidad, los especialistas de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Piura y Serfor, informaron que de acuerdo al monitoreo realizado desde la playa El Amor, en el distrito de Máncora, hasta la playa Peña Negra, en el distrito de El Alto; el 80% de los lobos chuscos (Otaria flavescens) presentan un avanzado estado de descomposición; y alrededor de un mamífero muerto se hallaban una decena de cangrejos sin vida; lo que les hace presumir que murieron a causa del consumo del lobo envenenado.