Contraloría halla errores en 16 licitaciones por S/423 mlls.

El órgano de control advirtió graves riesgos en las obras de rehabilitación a cargo de Agro Rural, Gobierno Regional de Piura y la Municipalidad Provincial de Piura. Algunas obras de prevención terminarán entre marzo y abril del 2018
Contraloría halla errores en 16 licitaciones por S/423 mlls.

Contraloría halla errores en 16 licitaciones por S/423 mlls.

12 de Noviembre del 2017 - 08:13 » Textos: Cinthia Cherres » Fotos: Correo

Desde que inició el proceso de rehabilitación de la región, tras El Niño Costero, hasta la fecha, la Contraloría General de la República ha detectado irregularidades y deficiencias técnicas en 16 procesos de licitación por un valor de S/423’219,171. Los proyectos están a cargo del Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural (Agro Rural, que adjudicó obras por S/263’361,723, el Gobierno Regional de Piura (S/147’929,384) y la Municipalidad Provincial de Piura (S/11’928,064).

De acuerdo con los informes del órgano de control, en la mayoría de casos se identificaron presuntos direccionamientos y deficiencias técnicas que postergaron la ejecución de los trabajos.

AGRO RURAL. El proyecto de prevención más costoso es la descolmatación del río Piura (S/232’944,270). Según la Contraloría, el comité de licitación de Agro Rural, presidido por César Caipo Trujillo e integrado por Rurick Olano Altamirano y Flor Valle Culquicóndor, determinó el valor referencial para la elaboración de fichas técnicas de prevención sin tener en cuenta lo establecido por la Ley de Contrataciones.

Es por ello que el órgano de control advirtió que de no subsanar las observaciones, la entidad debía asumir un sobrecosto que beneficiaría a los contratistas.

En otro momento, la Contraloría advirtió que un tramo del río Piura se estaría ejecutando sin contar con una supervisión externa, como ordena la ley. Dicha situación se agravó luego que Agro Rural declarara desierto el proceso de contratación de supervisión externa el 31 de octubre pasado y dispuso la contratación directa de 10 inspectores para que ejerzan dicha actividad.

GOBIERNO REGIONAL. En el caso del Gobierno Regional de Piura, la anulación de una primera convocatoria de las obras de rehabilitación del dique derecho y dique izquierdo del río Piura, a la altura del Bajo Piura; y la descolmatación de los drenes 1308 y Sechura, por presentar graves observaciones que pondrían en riesgo la ejecución de las obras, postergaron el inicio de los trabajos físicos hasta el 15 de diciembre.

De acuerdo a las bases publicadas en el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace), las contratistas que ganaron la buena pro tienen como plazo hasta el 15 de marzo del 2018 para entregar las obras. Sin embargo, un eventual periodo lluvioso podrían paralizar los trabajos.

Al respecto, el gobernador regional, Reynaldo Hilbck, aceptó que los trabajos de prevención estarán listos recién en la quincena de marzo. “Ahorita los trabajos están planificados y la idea es que avancen. Creo que si se puede van a trabajar hasta el final, yo no sé si va a llover o no, pero si pasa tendrán que parar los trabajos y continuar después de las lluvias. Las obras principales de diques y de drenes sí terminarán en la quincena de marzo, las defensas tomarán un poco más de tiempo, es un poco más complicado”, precisó.

Entre las obras observadas figuran la rehabilitación de las vías Francia, entre las avenidas Don Bosco hasta Santa Rosa; y Cáceres, desde la avenida Irazola hasta la avenida Luis Montero; además de la rehabilitación de las defensas ribereñas en Piura y Castilla, entre la represa Los Ejidos - puente Cáceres - futuro puente Integración.

MUNICIPALIDAD. Por otro lado, el órgano de control también ha advertido que el comité de licitaciones de la Municipalidad Provincial de Piura, presidido por Andrés Palomino Rosales e integrado por Irma Rivas Vivencio y Julio García Cueto, habría cometido presuntos actos irregulares al no calificar con los mismos criterios a todos los postores que se presentaron durante los procesos de licitación para la rehabilitación de vías de la ciudad.

En su último informe, la Contraloría advierte que, por ejemplo, durante la convocatoria de “Rehabilitación de la avenida “R” entre las avenidas Andrés Avelino Cáceres y Los Incas”, que está valorizado en S/2’017,815,00, no ha existido un trato igualitario entre los postores.

Dicha situación habría sido advertida tras el accionar del comité de selección, el cual descalificó una propuesta que no cumplía con los requerimientos mínimos para el personal clave; sin embargo, no aplicó el mismo criterio con el postor que ganó la buena pro, a pesar que tampoco acreditó la experiencia mínima del personal clave.

De esta manera, el comité habría vulnerando la transparencia del proceso y ha generado que la entidad se encuentre expuesta a la nulidad del procedimiento de selección.

Los procesos de licitación para la rehabilitación de otras cinco vías de la ciudad también han sido objeto de evaluación y observación por parte de la Contraloría.

NO VINCULANTE. Aunque las observaciones no implican la paralización de las obras, sí advierten con anticipación las deficiencias en la aplicación de la normatividad relacionada con la adjudicación de proyectos de inversión pública.

El contralor de la República, Nelson Shack, indicó que lo importante es fortalecer las capacidades técnicas de los ejecutores.

“El trabajo de la Contraloría no para las obras sino que alerta los riesgos que se pueden cometer desde el marco normativo, de transparencia y del alcance mismo de las obras, y lo que está sucediendo es que como es un nuevo modelo de control está generando cambios en el comportamiento de los distintos actores, especialmente de los ejecutores, que ven que ahora la Contraloría los está asesorando y acompañando”, precisó.

Shack agregó que los ejecutores de los proyectos son los responsables de tomar en cuenta las recomendaciones realizadas por el órgano de control. “Lo que sucede es que si (los ejecutores) dan unos pasos, nosotros los miramos, les decimos que hay cosas que corregir y mejorar, ellos son los responsables de tomar en cuenta las recomendaciones o no tomarlas, porque algo que sí tiene que quedar claro es que los informes de control concurrente de la Contraloría no tienen poder vinculante, no es como en el control posterior, entonces el gestor tiene que valorar lo que estamos haciendo y tomar sus propias decisiones”, dijo.