Delincuentes disparan contra pareja de esposos para robarle su vehículo en Sullana

Cuatro asaltantes con armas y pasamontañas interceptan vehículo en la que viajaban las víctimas
Delincuentes disparan  contra pareja de esposos para robarle su vehículo en Sullana

Delincuentes disparan contra pareja de esposos para robarle su vehículo en Sullana

13 de Junio del 2018 - 12:32 » Textos: Luisa Alatrista » Fotos: Correo

Una pareja de esposos salvó de morir en manos de cuatro delincuentes en el sector de Cieneguillo, en la carretera a Tambogrande, en la región Piura.

Los hechos sucedieron en horas de la madrugada del lunes, cuando la pareja de esposos Jesús Viera Pulache y Teodolina Chamba Chuquihuanca, ambos de 47 años, iban a bordo de su auto procedentes de Tambogrande con dirección a Sullana.

Al llegar a inmediaciones del Instituto de Educación Superior Tecnológico Sullana, en Cieneguillo Sur, el vehículo fue interceptado por una banda de delincuentes que iba a bordo de un auto color blanco.

Según las víctimas, los delincuentes portaban armas de fuego y pasamontañas para ocultar sus rostros.

Los asaltantes no tuvieron reparos en disparar al vehículo para que se detuviera. Una de las balas impactó en el neumático izquierdo del vehículo y el otro proyectil atravesó el brazo izquierdo del chofer.

Los gritos de desesperación de la esposa intimidaron a los facinerosos que solo alzaron con las pertenencias de los agraviados, y no se llevaron el vehículo.

Mal herido, Viera Pulache fue llevado por su esposa al Hospital de Apoyo II en Sullana, donde quedó internado.

Se conoció que la pareja de esposos iba con uno de sus hijos procedentes de su tierra natal en Sinchi Roca (Tambogrande) con dirección a Sullana donde tenían pensado realizar algunas compras.

El hecho fue denunciado en la comisaría de Bellavista que inició un operativo con resultados infructuosos.

Para la Policía, la banda que ha dado ese golpe es la misma que viene operando en otras carreteras de la provincia donde se han registrado asaltos y robos.

Los transportistas viajan temerosos por la ola delictiva que acecha las pistas de Sultana y sus distritos donde a diario se cometen atracos.