Denuncian a dos agentes por presuntos delitos de abuso

Agentes agreden a trabajador de entidad crediticia, incluso en comisaría, tras intervenirlo en la vía
Denuncian a dos agentes por presuntos delitos de abuso

Denuncian a dos agentes por presuntos delitos de abuso

06 de Septiembre del 2018 - 12:26 » Textos: José Martínez » Fotos: Correo

Una denuncia contra dos policías por presuntos abuso de autoridad y lesiones formuló el trabajador de la entidad bancaria Pichincha, Juan José Reyes Pinedo (26), quien relató que fue golpeado por los agentes de la comisaría de Marcavelica, en Piura, que lo intervinieron porque supuestamente estaba embriagado, lo que no era así.

Y tuvo que pasar la noche en los calabozos de la dependencia policial, de donde recién salió al día siguiente, a las 5:00 de la tarde.

La denuncia contra los policías Carlos Peña Navarro y Cristian Abadie Rijalba fue formulada ante la Fiscalía de Turno de Sullana y la Oficina de Disciplina de la Policía. Aparte, el agraviado quejará al fiscal Víctor Siu por no indagar también por su versión y permitir el exceso.

Refirió que el sábado, a las 6:00 de la tarde, regresaba de Mallaritos, con un compañero de trabajo al que había recogido, pero en la vía Panamericana, cerca de la comisaría de Marcavelica, fue intervenido por un patrullero de dicha dependencia, cuyos policías lo hacen estacionar.

Le pidieron los documentos del vehículo, ante lo cual les entrega su DNI, y les pide hacer una llamada telefónica, porque no sabía si la tarjeta de propiedad había quedado en su casa o en su oficina.

Reyes Pinedo realiza una llamada a su padre, que es un policía, un superior en retiro, y le pide orientación. En ese momento, los agentes lo quisieron detener, pero Reyes Pinedo les reclama porque no había cometido ningún delito y la situación ameritaba solo una infracción de tránsito.

Entonces, Peña y Abadie lo agreden verbalmente y con golpes en la espalda. Y lo empujan para que suba al vehículo policial.

Ante el reclamo del colega de Reyes, los policías alegaron que estaba mareado, pero el aludido les aclaró que el agraviado no tomaba. Al verificar que no estaba ebrio, lo acusaron de resistencia a la autoridad y lo llevan a la comisaría, donde también lo golpean.

Lo más leído