Director tilda de miserable la salud en la región Piura

El único hospital del Ministerio de Salud (Minsa) que funciona en la ciudad de Sullana languidece por el déficit presupuestal, exceso de gasto corriente y larga proyección del nuevo hospital para el 2022
Director tilda de miserable la salud en la región Piura

Director tilda de miserable la salud en la región Piura

29 de Diciembre del 2017 - 09:17 » Textos: Luisa Alatrista » Fotos: Correo

Las palabras esgrimidas por el director del Hospital de Apoyo II en Sullana, Carlos Rojas Bardales, denotan el sentir de toda la comunidad médica que trabaja en pésimas condiciones de hacinamiento y escasez de materiales para brindar un servicio, que pese a los esfuerzos del personal, es deficiente y poco reconocido.

El hospital del Minsa en Sullana, con 53 años al servicio de la comunidad, se ha convertido en el único referente para las comunidades de Talara, Tambogrande y el propio Sullana, a donde acuden cientos de pacientes a diario para disipar sus achaques. Ello, a parte de las emergencias que se atienden a cada momento, teniendo en cuenta que Sullana es una ciudad violenta donde son “pan de cada día”, los heridos por arma blanca y/o fuego.

Pese a las situaciones adversas, el personal médico, según palabras del director, hace denodados esfuerzos por brindar una atención de calidad al paciente, aunque es consciente que “la calidad de atención de la salud que existe en la región Piura es completamente miserable”, sostiene. Y Sullana no es ajena a esta situación.

DÉFICIT PRESUPUESTAL. El primer factor de desventaja para el hospital es el presupuesto asignado por el gobierno peruano, el cual es similar durante todos los años. Ello, va de la mano con el excesivo gasto corriente que inhibe las oportunidades de emplear el dinero en servicios e insumos para potenciar la operatividad del hospital.

“La mayor parte del presupuesto se lo lleva el personal, pero para servicios solamente nos han dado seis millones de soles. El presupuesto para el año 2018 no ha variado casi nada en lo que es el presupuesto asignado en el año 2017, aproximadamente 30 millones de soles”, explicó el director.

Se estima que son alrededor de 15 millones de soles los que se necesitan para el 2018, de los cuales solo han sido coberturados seis millones de soles. “Hay una brecha terrible. Por eso es que a veces no se puede comprar sábanas, papel, jabón líquido, gasas. Hay muchas cosas que no se pueden comprar en este hospital”, se lamentó el director.

PALIATIVOS. La negligencia con la que funciona “a medias” este hospital, puesto que el nivel de operatividad del nosocomio chirense es del 50 al 60%, según cálculos esgrimidos por el director; podría revertirse con la ejecución de obras menores al interior del recinto hospitalario.

Por ello, Carlos Rojas anunció que para el 15 de enero está previsto iniciar el mejoramiento de varios ambientes dañados por la presencia de las lluvias.

De acuerdo con el cronograma, se tiene proyectado primero intervenir en el área de Emergencias que “es un ambiente hacinado, deteriorado y falta de higiene que atentan contra la buena atención de los pacientes”, aseveró el director. Allí se hará el cambio de pisos y enchapado de paredes, puesto que anteriormente se ejecutó el cambio de redes de desagüe.

“La otra intervención será ampliar la Unidad de Recuperación Postanestésica. Es decir, pacientes que están en salas de operaciones hay que ir a vigilarlos hasta que se recuperen totalmente en un ambiente secundario, pero en éste ambiente contamos solamente con 6 camas y necesitamos un ambiente de 12 a 16 camas”, explicó.

Asimismo, “la tercera intervención es ampliar los techos o coberturas del almacén que están deteriorados por las lluvias, se han malogrado y están goteando y malogrando todos los elementos como medicamentos, algodón, ropa y un montón de cosas que allí se guardan”.

Finalmente, “la cuarta intervención será una adaptación del centro de acopio de los residuos sólidos que necesitamos disgregar para tener que separar lo que es contaminado y no contaminado; y lo contaminado procesarlo en nuestro procesador de residuos sólidos”, indicó.

De acuerdo con lo proyectado por la dirección del hospital, se pondrá en marcha un plan de contingencia para continuar con la atención en las áreas que serán intervenidas por los trabajos de mantenimiento. “Vamos a proyectar un plan de contingencia para ubicar los servicios de Emergencia en otra área dentro del hospital”, informó.

En ese sentido, “pido a la comunidad que nos disculpen que en este periodo que va a durar esta mejora en el ambiente de Emergencia la atención que vamos a brindar no será la adecuada porque vamos a atenderlos en una forma más tugurizada en un mes y medio”, explicó el funcionario. “Pero, luego de ese tiempo vamos a mejorar la atención en ese espacio remodelado”, concluyó.

El presupuesto para los trabajos es de un millón y medio para la primera etapa de la obra de mantenimiento, según se informó; los cuales inician el 15 de enero con un plazo de duración de mes y medio.

EN PAÑALES. Como no podía ser de otra manera, el director Carlos Rojas se refirió al nuevo hospital para Sullana, cuya propuesta incipiente está proyectada para el 2022. En ese sentido, para mediados del 2019, la empresa que resulte ganadora hará el expediente técnico y, por ende, la construcción de la infraestructura hospitalaria que estará concluida tres años después. Por lo pronto, se viene avanzando con el hito 3 del proyecto-son 4 hitos-para la factibilidad del proyecto concerniente a la identificación de las especialidades que atenderán en dicho hospital, “después viene el programa arquitectónico, y luego el plan de equipamiento”, esbozó el director.

Lo más leído