Directora de Educación habría aprobado dos actividades de la Ugel Piura directamente

Ella misma hizo requerimiento y dio conformidad. Además, las firmas de asistentes son muy distintas
Directora de Educación habría aprobado dos actividades de la Ugel Piura directamente

Directora de Educación habría aprobado dos actividades de la Ugel Piura directamente

17 de Marzo del 2018 - 10:48 » Textos: José Martínez » Fotos: Correo

Dos actividades de la Ugel Piura, realizados supuestamente en noviembre y diciembre del 2017, solo habrían servido para el requerimiento y pago de servicios de alimentación por 18,400 soles, porque en realidad no se habrían realizado.

En principio, en los expedientes de pago aparece que Carmen Sánchez, como directora de la Ugel Piura, remite un documento a su despacho, en la Dirección Regional de Educación —donde también ocupa ese cargo—, requiriendo la contratación del servicio, sin la aprobación de la jefa del Área de Gestión Pedagógica, Jessenia Briceño, quien es la responsable directa de esos programas.

En la primera actividad, el taller de docentes de aula, realizado supuestamente los días 4 y 5 de noviembre del 2017, en el marco de la estrategia multigrado en el distrito Piura, se contrató refrigerios y almuerzos, generando la orden de servicio N°1327, del 20 de noviembre de 2017, por S/ 15,400. Las planillas de “asistentes” consignan la supuesta participación de 385 docentes.

En la segunda actividad, la reunión de balance de currículo nacional se habría realizado el 16 de diciembre de 2017 en la I.E. Miguel Cortés. Ello dio lugar a la orden de servicio N°1496, del 21 de diciembre de 2017, por S/ 3,000 por servicio de alimentación para 150 participantes.

En ambos casos, Carmen Sánchez, como directora de la UGEL, da la conformidad al servicio, mediante documentos de noviembre y diciembre del 2017, respectivamente, cuando a ella no le correspondía tal función.

A ello se suma que hay numerosos docentes que supuestamente participaron de los dos certámenes, pero cuyas firmas, a pesar de tratarse de la misma persona, son totalmente distintas. Ello evidenciaría la falsificación de rúbricas para sustentar los pagos de ambos servicios, que no habrían sido realizados.

Lo más leído