Arzobispo de Piura se pronunció sobre acceso de menores a anticonceptivos

​Tras un largo proceso de debate, análisis jurídico y consulta a diversas asociaciones de la sociedad civil, finalmente el pleno del Congreso someterá a votación el proyecto de Ley del Código de la Niñez y la Adolescencia.
Arzobispo de Piura se pronunció sobre acceso de menores a anticonceptivos

Tras un largo proceso de debate, análisis jurídico y consulta a diversas asociaciones de la sociedad civil, finalmente el pleno del Congreso someterá a votación el proyecto de Ley del Código de la Niñez y la Adolescencia.

07 de Noviembre del 2014 - 15:55 » Textos: José Martínez

Tras un largo proceso de debate, análisis jurídico y consulta a diversas asociaciones de la sociedad civil, finalmente el pleno del Congreso someterá a votación el proyecto de Ley del Código de la Niñez y la Adolescencia.

ANTICONCEPTIVOS. El arzobispo de Piura, monseñor José Eguren Anselmi, dijo que “durante el debate quedó claro que frente a la intención de diversas ONGs de dar anticonceptivos a los menores desde los 14 años, primó la cordura y el respeto por la protección de los derechos de los padres a verificar todo procedimiento médico al cual pudieran ser sometidos sus hijos”.

“El dictamen en mayoría de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos descartó esta propuesta. De igual forma sucedió en el pre-dictamen de la Comisión de la Mujer en varias oportunidades”, resaltó en carta a los congresistas.

DEBATE. En el debate sobre el proyecto de Ley de Modificación del Código de la Niñez y de la Adolescencia, organizado por la Comisión de la Mujer y realizado el 20 de mayo de 2013, las organizaciones de la sociedad civil rechazaron en proporción de 2 a 1 la propuesta de autorizar el acceso a métodos anticonceptivos en menores de edad, sin necesidad del consentimiento paterno, detalló.

Y como sustento de su posición, señaló que en mayo del 2013, a raíz del caso Maryori Keiko, una adolescente que fuera dopada, violada y asesinada por un médico que la atendía por un embarazo inesperado, la opinión pública y la entonces ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana Jara Velásquez, coincidieron en que ningún adolescente debería recibir servicios de salud sin la presencia y supervisión de sus padres.

“Confiamos en esa misma cordura y seriedad legislativa para que a último momento no se incluya algo que ya fuera descartado en múltiples oportunidades”, sostuvo.