El Parricidio: Un delito que se enmarca más allá del ámbito legal

Psicóloga del Centro de Emergencia Mujer, advierte que dependencia emocional hacia la pareja o ex pareja puede llevar a una mujer a atentar contra la vida de sus hijos. Tanto agresores como víctimas deben llevar una terapia psiquiátrica y psicológica
El Parricidio: Un delito que se enmarca más allá del ámbito legal

El Parricidio: Un delito que se enmarca más allá del ámbito legal

17 de Agosto del 2016 - 10:49 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

“Donde está el niño más precioso, mi sonrisa día a día”. Publicó en su facebook, Fiorella Elizabeth Llacsahuanga Mendoza (20) , en alusión a su pequeño Santiago. Esta publicación fue realizada el pasado 02 de junio a las 10:00 am, siete horas antes que decidiera entregarle su hijo de solo un año y seis meses a su ex pareja Miguel David García Sosa (20) para que lo asesinara.

Durante las investigaciones, se conoció que Fiorella Llacsahuanga, aceptó ser cómplice del crimen de aquel niño que llevó nueve meses en su vientre, por hacer feliz a su ex pareja ya que Santiago era un “impedimento” para la nueva relación que Miguel García había iniciado.

Dos meses después Gianna Stephanie Ruiz Zegarra (24), envenenó a sus dos hijas Luciana .C.R (05) y Rafaela. S.R de apenas diez meses de edad, dándoles de comer una considerable cantidad de raticida en un pan con manjar blanco, para luego también ella envenenarse . El motivo de su accionar fue porque su actual pareja Eduardo Saucedo Mendoza (22), se iba de viaje a trabajar.

DEPENDENCIA. Este tipo de acciones para Carmen Ramos León, psicóloga del Centro de Emergencia Mujer, son consecuencia de una baja autoestima, de una dependencia hacia la pareja que se tiene.

“En el caso de Gianna, se puso en evidencia que fue víctima de violencia doméstica y en la mayoría de estas situaciones todas las emociones retenidas son liberadas hacia los más débiles, que serían sus niñas”, acotó la especialista.

Ramos León, también refirió que la familia debe ser un ente protector y estar alertas de los síntomas depresivos que puede reflejar una madre o padre de familia; sin embargo muchas veces al estar inmersos en una familia disfuncional no existe, quien pueda estar al tanto de este tipo de situaciones.

La especialista, también instó a las autoridades a realizar programas en prevención donde se reúnan más instituciones.

“Sería importante que todo no se quedara en el papel. En Piura tenemos cantidad de casos de maltrato a niños (as) que se da en el hogar. Debemos hacer una transformación en la manera de pensar”. Manifestó.

En tanto el sociólogo, Pablo Peña, refirió que este tipo de actos se deben a una crisis en la familia, luego que esta deja de ser una institución sólida.

“En Piura, existe una crisis en lo que es la constitución de la familia. Ha dejado de ser la razón de la sociedad, hay un problema en como formar a los hijos y esto hace que exista más violencia”

Para Peña, el que una persona tenga este tipo de actitudes suicidas y homicidas , inician en un problema con la formación que se le ha dado en casa.

“Estamos formando personas tan indolentes, que si hay una marcha en contra de la violencia al día siguiente aparecen más casos de este tipo” cuestionó. 

Lo más leído