El vigilante piurano asesinado en la masacre de Lima deja tres hijos en la orfandad

Llegó a la capital a buscar trabajo, donde fue abatido a tiros junto a cuatro personas más
El vigilante piurano asesinado en la masacre de Lima deja tres hijos en la orfandad

El vigilante piurano asesinado en la masacre de Lima deja tres hijos en la orfandad

19 de Febrero del 2017 - 08:08 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Cortesía

Viajó a Lima lleno de ilusiones y con el único propósito de conseguir trabajo para poder criar a sus tres hijos, pero todos sus sueños acabaron al ser asesinado cuando intentaba resguardar su centro de labores del ataque ocurrido en Independencia. El vigilante César Arellano Chumacero (32 años), una de las víctimas de la balacera registrada anoche en Independencia, en Lima, nació en La Matanza (provincia de Morropón), en la región Piura

VÍCTIMA. César Agusto Arellano Chumacero (32) era un piurano luchador, quien pese a los obstáculos y desaciertos de la vida, quería que sus menores hijos pudieran crecer sin que pasaran necesidades económicas.

Para cumplir con esta meta, Arellano tuvo que viajar del distrito de La Matanza- Morropón hacia la capital, donde pudo obtener un trabajo, el cual se convertiría en el lugar de su muerte.

ATAQUE. Como todas las noches, Arellano Chumacero se puso su uniforme de agente de seguridad y tras darle un beso a su última hija, se dirigió a la discoteca “Seven” ubicada en el Centro Financiero de Independencia, sin imaginar que sería la última vez que veía a uno de los seres que más amaba.

Todo transcurría con normalidad, pero al llegar las 10:49 de la noche del último viernes, lo peor estaba por comenzar.

Lo último que vio Arellano fue a un hombre irrumpiendo su centro de labores. El trabajador pensando que se trataba de un robo quiso reducir a su desconocido atacante, pero este preso de sus propios problemas mentales, le descargó varios tiros a Arellano.

Mientras el joven padre intentaba luchar por su vida, su asesino continuó con su masacre asesinando a la agente de seguridad Susan Sujhay Atiany Juárez Pilco (27).

ASESINO. Tras unos segundos, lo que era un rato de diversión para muchos jóvenes se convirtió en un momento de terror.

El ataque provocado por vendedor de salchipapas Eduardo Glicerio Romero Naupay terminó con la vida de tres personas más y solo fue controlado cuando un policía abatió al asesino de varios disparos.