Fujimori, PPK y Condorito son los muñecos más buscados

Carlos Ayala Sandoval, toda una vida dedicada a la confección de los San Paulinos, para ser quemados a fin de año

30 de Diciembre del 2017 - 16:16 » Textos: Nilo Vilela » Fotos: Nilo Vilela

¿Y qué culpa tengo yo, para que me vayan a quemar?, parece preguntarse el famoso “Condorito” cuando entre los muñecos de los polémicos políticos, Pedro Pablo Kuczynski y Alberto Fujimori, están siendo vendidos para ser quemados este fin de año, en Piura

Estos personajes más los hermanos Kenji y Keiko Fujimori, los del alcalde Oscar Miranda, del gobernador regional, Reynaldo Hilbck, son los más solicitados como muñecos para ser incinerados este 31, como una forma de que todo lo malo se vaya y esperar mejores vibras y un año mejor.

TRADICIÓN. Cabe señalar que la quema de muñecos es una tradición muy difundida, donde grandes y chicos se divierten y los adquieren en diversos lugares a precios módicos. Aunque a veces se pueden hacer en forma rústica en la casa, otros se dedican de ello a la confección y venta.

Uno de ellos es Carlos Ayala Sandoval, quien lleva 20 años en este negocio, que lo inicia desde el mes de setiembre cuando comienza a la recolección y compra de ropa usada, como pantalones, camisas, blusas, zapatos, corbatas, ternos, faldas, y todo los detalles para vestir a un muñeco.

Posteriormente se agencia de las caras de los personajes polémicos y comienza al llenado con viruta limpia, para luego proceder al cosido. “No llevan pirotécnicos, los vendo así nomás a fin de salvaguardar la integridad de las personas, ya verán ellos, si se los ponen, para hacerlos más llamativos”, nos dice don Carlos.

PARA TODOS LOS GUSTOS. Muchos piuranos los adquieren entre 30 y 40 soles. “También hay muñecos para los niños, como el pájaro loco, goku, chavo del 8, este trabajo es mancomunado con apoyo de mis sobrinos y de mis hijos Elvis y Dean, quienes me ayudan y gracias a esto he podido darles una profesión, ahora son abogados”, dice.

Pero también nos dice, “Hay personas que quieren como muñecos a deportistas como Cueva, Farfán o al entrenador Gareca, no porque han sido malos, sino es una muestra de agradecimiento a lo hecho para llevarnos al mundial, una forma de desatar su alegría por la clasificación.

Otros de los personajes que buscan es al expresidente Ollanta Humala; la exprimera dama, Nadine Heredia y Alan García. También don Oscar hace muñecos gigantes, como Thor, de casi 2 metros de altura y su precio oscila en 200 soles, a veces son pedidos especiales para grandes eventos de fin de año, incluso para las playas..