La mujer policía destaca cada día sirviendo y protegiendo a la sociedad

Algunas oficiales y suboficiales nos cuentan lo difícil que es vestir el uniforme de la institución y luchar contra una sociedad que se resiste a darles su lugar
La mujer policía destaca cada día sirviendo y protegiendo a la sociedad

La mujer policía destaca cada día sirviendo y protegiendo a la sociedad

08 de Marzo del 2018 - 10:54 » Textos: José Chapa » Fotos: Correo

En las últimas décadas, el rol de la mujer en la sociedad ha ido destacando a pasos agigantados en todos los ámbitos, incluso en los que en un comienzo era impensable que ocurra. Uno de estos es la Policía Nacional del Perú, donde actualmente vienen trabajando una gran cantidad de policías femeninas, las cuales están sacando la cara por el mal llamado sexo débil.

Conversamos con algunas policías femeninas, oficiales y suboficiales de la Región Policial de Piura, y nos contaron sus experiencias, y por qué decidieron vestir el unifoeme de esta institución.

HIJA DE UN HÉROE. La capitana Denisse Morales García, ahora comisaria de la comisaría de Máncora, es hija de un héroe de la Policía, nada menos que del mayor Roberto Morales Rojas, quien luchó por la pacificación y falleció junto a otros 17 efectivos en una emboscada de Sendero Luminoso el año 1993, cuando se encontraba en la localidad de Huarmaca.

“La imagen de mi padre fue la que me llevó a seguir la carrera policial. Desde niña le lustraba los borceguíes , le traía las medias y siempre lo ayudaba, y desde ahí ya me gustaba ser policía”, contó Denisse Morales. En ese tiempo ella tenía diez años de edad.

Denisse comentó que cuando le dijo a su madre que quería seguir los pasos de su padre, ella trató de disuadirla para que estudie medicina, pero finalmente la convenció de que esa era su vocación.

“Terminé el colegio y mi mamá me preguntó qué vas a estudiar, y le dije que iba a ser policía. Mi mamá me decía que busque otra carrera, que me podría pasar lo de mi papá, pero aún así seguí los pasos de mi padre y acá estoy”, dijo.

Reconoció que es difícil ser policía,y debido a que por ahora es soltera y no tiene hijos, puede ir donde el comando se lo ordene, “pero he visto a mis cmpañeras que son madres, y es difícil, pero el personal policial femenino tiene una labor importante en la institución”.

Agregó que cuando empezó su carrera, mucha gente no la conocía porque casi todo su trabajo lo hizo en Lima. “He regresado a Piura el 2016 como instructora de la escuela de Sullana”, acotó.

Denisse Morales, quien tiene 35 años de edad y 13 años efectivos de servicio, aspira a ser general y comandar a su institución. Ella se despidió con un mensaje: “Les digo que confíen en suPolicía, estamos para protegerlos en el marco de los derechos humanos, y si en algún momento hay alguna actitud mala de los policías, quiero aclararles que no es el de toda la institución, y que en algún momento esas personas van a recibir su sanción”.

MUJER DE RETOS. Denisse Morales es ahijada de la mayor PNP Carola Yanet Cueva Castillo, oficial piurana nacida en El Ingenio del distrito de Buenos Aires, provincia de Morropón, quien ahora es comisaria de Los Algarrobos. Carola Cueva nos contó que tuvo que luchar contra los deseos de su padre que no quería que sea policía.

“Como decía mi familia, soy la única loca, mi padre nunca quiso que sea policía, porque como ustedes sabrán, antes no aceptaban que una mujer sea policía, lo reté a mi padre y le prometí que iba a ser policía, sin tener que hacer nada ilícito para lograr mis objetivos, y de ahí, todo lo que hago en mi carrera es pensando en mi familia, en las consecuencias que puedan acarrear”.

La oficial, quien tiene un niño de seis años, dijo con satisfacción que su mayor logro ha sido ser policía. “Mi mayor logro en la vida ha sido ser policía, porque luché para serlo, he trabajado en Tránsito, me he capacitado desde que salí de la escuela, he seguido cursos de especialización en los Estados Unidos, soy la tercera de las femeninas en la escuela, pero el hecho de ser policía, nuestra vida ya no nos pertenece”, manifestó.

Contó que integró un pelotón del cual pidió ser parte, en la localidad de Yanajanca (Huánuco) para erradicar la coca, y que un día antes de su cumpleaños, participó en un enfrentamiento con los narcotraficantes que les disparaban ráfagas de metralleta y pensó que era su último día, “pero yo misma me di valor y me dije ‘Carola, no te vas a morir en una carpa’, y me llené de valor salí adelante que hasta yo misma me sorprendí de la forma cómo reacioné”.

Finalmente nos dijo: “A la sociedad le falta asmiliar que la mujer debe cumplir un rol como el del varón, pero más que a la sociedad, nos falta a nosotras como mujeres darnos el valor que merecemos, no sentirnos menos, no permitir que nadie nos humille, que nadie mansille nuestro honor, pero para eso debemos luchar, no victimizarnos, nosotras somos capaces”.

SALVANDO VIDAS. En la Policía, las áreas en donde el personal trabaja y destaca son varias. Una de estas es la de salvataje, donde trabaja la SO1 PNP Karen Paola Canterac, quien realizó junto a sus compañeros una destacada labor durante el Fenómeno El Niño Costero.

Ella tiene 28 años de edad y 10 de servicio. Tiene también una pequeña de tres años de edad, quien contrajo el dengue cuando la agente se encontraba ayudando a los damnificados del Bajo Piura.

“El 3 de marzo fuimos al río Piura para rescatar a una persona que se ahogó en Catacaos, ingresamos cinco efectivos y nos quedamos varados, hemos estado desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche, hemos llegado a labocatoma para llegar a la laguna Ramón, sin comida, pero pudimos salir. Para nosotros ha sido muy satisfactorio ayudar en la emergencia, pero algunas veces nos hemos quebrado de ver tantas historias y tantas personas que lo perdieron todo”, señaló.

Karen también es perito grafotécnica y trabajó varios años en Criminalística.

Lejos de su familia. Vania Paredes tiene 28 años de edad, es suboficial de segunda, perito de investigación de tránsito y el 1 de marzo cumplió siete años de servicio, lejos de su familia en Iquitos.

“Creo que el rol de la mujer ya no está siendo relegado ni discrimado, porque hemos podido sobreasalir, a pesar de todos los obstáculos; con nuestro trabajo hemos superado esa situación de discriminación, aunque de todas maneras en el Perú la mayoría es machista, pero hemos podido superar los obstáculos”, manifestó la joven policía.