Las armas ilegales siguen ingresando por la frontera

El 40% de armas internadas en Sucamec no cuentan con marca, serie, ni figuran en la base de registro. “Armeros” ofrecerían su mano de obra a integrantes de organizaciones criminales. La Feccor investiga a falsa empresa de seguridad
Las armas ilegales siguen ingresando por la frontera

Las armas ilegales siguen ingresando por la frontera

24 de Enero del 2018 - 08:12 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

De acuerdo a las estadísticas policiales, al menos 6 personas son intervenidas al día por agentes de la Región Policial de Piura por tenencia ilegal de armas.

La mayoría de estos artículos figuran como robados, tiene la serie limada o incluso su registro no figura en la base de datos de la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos (Sucamec).

ARMEROS EN LA MIRA. Según la información de la Policía, en los últimos años la adquisición ilegal de armas de fuego es cada vez más factible.

“En el trabajo de inteligencia que realizamos hemos detectado que algunos “armeros” (personas que fabrican armas) ofrecen su mano de obra y luego las comercializan a integrantes de organizaciones criminales. Al menos en las zonas de Piura y Sullana, las armas son fabricadas en la región, no son traídas de la frontera”, refirió uno de los agentes policiales de la División de Investigación Criminal de Piura.

De estos casos, el personal policial detectó que los “armeros” también ofrecen pistolas, revólveres e incluso rifles a través de sus redes sociales.

FRONTERA ILEGAL. La fabricación de armas de fuego de manera artesanal también han sido detectadas por la Policía, quien internó el año pasado en la Sucamec Piura, alrededor de 30 armas hechiza conocidas como trabucos.

El superintendente de la Sucamec, José Carlos Panta Alama, informó que en el año pasado, 336 armas de fuego con investigación policial o judicial fueron internadas en la institución que representa.

Asimismo, refirió que de esta cantidad de armamento, la Sucamec detectó que el 40%, es decir al menos 134 de estas armas, no cuentan con ningún registro en la base de dato, por lo que pueden haber ingresado a la región de manera ilegal desde la frontera.

“No tenemos la certeza de qué país han ingresado, pero cerca del 40% de las armas internadas con investigación policial o judicial no contienen registro, no figuran en la base, por lo que justificamos que provendrían del mercado negro dedicado al tráfico de armas. Además, como Sucamec no podemos realizar ninguna operación, la intervención e incautación la realiza la Policía”, acotó Panta.

SUYO EN LA MIRA. Esta información se complementa con las acciones realizadas por los agentes de la División de Investigación Criminal durante una operación conjunta con la Oficina Regional de Inteligencia (ORI), donde se incautaron armas de fuego en el distrito de Suyo.

Las intervenciones datan del 4 de diciembre del 2017, cuando los agentes de Divincri incautaron dos pistolas, un revólver y cuatro cartuchos sin percutar, en una zona que para la Policía sería un campo de entrenamiento para sicarios.

El 13 de enero, los agentes regresaron al distrito de Suyo y con una orden judicial allanaron tres viviendas de propiedad de los hermanos Joel y Jorge Luis Chininín Yangua, quienes fueron acusados de integrar la banda delincuencial “Los Malditos de Suyo”.

En los inmuebles allanados, el personal policial decomisó un arma de fuego abastecida con trece cartuchos, debajo del colchón hallaron tres casquillos calibre 38, una pistola de 9 milímetros y dentro de un maletín, se encontró un revólver calibre 38, un escopetín calibre 410 GA y un armazón incompleto de pistola semiautomática.

En la segunda y tercera casa allanada, los agentes encontraron trece cartuchos calibre 9 milímetros, una pistola semi automática, dos cacerinas abastecidas con nueve y trece cartuchos, así como una caja de 50 municiones. En el caso de las armas solo dos contaban con marca y serie, para la Policía, el resto de armas habrían ingresado de manera ilegal desde Ecuador.

AGENCIAS DE SEGURIDAD. No obstante, la ilegalidad no solo fue detectada por la Sucamec y la Policía en la frontera de Piura, sino también en la ciudad, debido a que en el 2017 se detectaron doce pseudo agencias de seguridad, cuyos integrantes no cuentan con los permisos necesarios, ni sus armas son legales.

Fuentes de la Fiscalía Contra el Crimen Organizado (Feccor) manifestaron a Correo que algunos dueños e integrantes de estas pseudo empresas de seguridad son investigados debido a que son utilizadas para la extorsión en la modalidad de “chalequeo”.

Asimismo, Panta Lama manifestó que donde más se detectó estas pseudo empresas es en los bailes privados con orquestas.

“Durante las operaciones inopinadas hemos encontrado personas con polos de seguridad, pero no cuentan con ninguna licencia o a veces tienen el permiso para uso personas, pero la utilizan para brindar seguridad y eso es sancionable”, refirió Panta.

Asimismo, José Panta lamentó que el área de fiscalización de las municipalidades desconozca que existe una ordenanza que exige que las personas que brinden seguridad cuenten con la licencia de la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos.

“Esta es una de las falencias con las que contamos, pero vamos a trabajar con la Prefectura, además muchas veces estos ‘agentes de seguridad’ son los primeros en realizar disparos y la empresa que lo contrata no recibe ninguna sanción, con el nuevo reglamento la empresa ya será sancionada”, aseguró, el representante de Sucamec.

Con la finalidad de combatir la ilegalidad de armas de fuego, en el 2017 la Sucamec internó 2039 armas de fuego. De estas, 1595 ha sido internadas de manera voluntaria por sus propietarios mientras regularizaban sus documentos.