Los comuneros piden justicia y el cambio del general Bisso

Protestan en la Fiscalía y en la región policial. Reciben el respaldo del alcalde y presidente de la Corte
Los comuneros piden justicia y el cambio del general Bisso

Los comuneros piden justicia y el cambio del general Bisso

19 de Agosto del 2017 - 09:03 » Textos: José Chapa » Fotos: Andrés Vera

Unos 2,000 comuneros de Catacaos, Castilla y Sechura, así como damnificados y familiares de los heridos y del fallecido durante el desalojo de presuntos usurpadores, realizado en el kilómetro 979 de la Panamericana, llegaron a la ciudad de Piura para exigir justicia, y el cambio del jefe de la Macroregión Policial Piura-Tumbes, general PNP Luis Octavio Bisso Pun.

Durante su recorrido, llegaron hasta el local de la Fiscalía de Castilla, en donde se realizan las investigaciones.

Los pobladores se reunieron desde las nueve de la mañana en el parque infantil Miguel Cortés, para una hora después, tomar la avenida Grau portando pancartas y carteles, donde expresaban su condena por las consecuencias trágicas que tuvo la intervención policial en el terreno de la empresa Santa Regina.

INVESTIGACIÓN. Los manifestantes, luego de recorrer la plaza de armas, se dirigieron por la avenida Bolognesi a la ciudad de Castilla, para dirigirse al local de la Fiscalía.

Una comitiva encabezada por el presidente de la Comunidad Campesina de Catacaos, Vicente Villegas, el asesor legal, y el consejero por Morropón, Óscar Echegaray, ingresaron al local ubicado en la urbanización Miraflores, para expresar su posición.

Tras reunirse con los fiscales que tienen a cargo el caso, informaron que el Ministerio Público demorará cuatro meses para realizar las investigaciones y establecer responsabilidades.

recibieron apoyo solidario. Enterados de que en el local de la Pinacoteca Municipal se reunían los alcaldes de la región, los comuneros se dirigieron hacia el lugar para pedir el apoyo de las autoridades.

El alcalde de Piura, Óscar Miranda Martino, les expresó su solidaridad.

“Queremos solidarizarnos con la situación que están viviendo. Como municipalidad, nos hemos comprometido a brindarles el apoyo con topógrafos, porque sabemos que están en una lucha por el reconocimiento de las tierras que consideran que son comunales”, expresó Miranda Martino.

En dicha reunión también se encontraba el presidente de la Corte Superior de Justicia de Piura, Hernán Ruiz Arias, quien les manifestó que “es justo que el Estado a través de sus organizaciones del sistema de justicia, esclarezca las causas de esta muerte, de estos heridos, y hay que sancionar si es que es una muerte injustificada, y si hay heridos, la ley debe aplicarse”.

Agregó que la Fiscalía hará las investigaciones conjuntamente con la Policía, y el Poder Judicial, con las pruebas que se recaben, aplicarán la ley como corresponde.

PIDEN EL CAMBIO DEL GENERAL. Finalmente, los comuneros tomaron la avenida Sánchez Cerro y se dirigieron al local de la I Macroregión Policial, en donde pidieron la salida del general PNP, Luis Bisso Pun.

Aquí también ingresó un grupo de comuneros, quienes conversaron con el jefe encargado, coronel PNP Walter Cárdenas Gallardo, quien les informó que el general Bisso había sido llamado en consulta por el viceministro de Seguridad Pública, Ricardo Valdés Cavassa.

También fueron informados que se les ha abierto un proceso disciplinario a los más de 80 policías que participaron en la intervención, para establecer su responsabilidad en el hecho.

Como se sabe, la intervención policial en donde falleció el comunero y trabajador de la empresa Santa Regina, Luis Alberto Pasache Zapata, se realizó el 8 de agosto en el kilómetro 979 de la carretera Panamericana, cerca de la zona donde residen miles de pobladores damnificados, y donde se encuentra también la mencionada empresa agroindustrial.

En la víspera, el viceministro, Ricardo Valdés señaló que el Ministerio del Interior iniciará de inmediato una profunda investigación de lo ocurrido, tras reunirse con un grupo de comuneros y el congresista Hernando Cevallos.

Los pobladores aseguran que las tierras son de los comuneros, sin embargo, la empresa Santa Regina señala que dichas áreas son de su propiedad y que están debidamente inscritas en Registros Públicos.