Marcas se apoderan de casi S/ 1.5 millones

Estadísticas revelan que ante el panorama de inseguridad, 8 de cada 10 piuranos temen ser víctimas de asaltos en las calles
Marcas se apoderan de casi S/ 1.5 millones

Marcas se apoderan de casi S/ 1.5 millones

15 de Diciembre del 2018 - 08:30 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

En lo que va del año, los asaltos y robos a mano armada han sido constantes en la región de Piura, así como las denuncias por extorsiones, hurtos y crímenes.

 Según las estadísticas, en el presente año, se han reportado al menos 500 asaltos en la modalidad de marcas. En estos golpes, los delincuentes se apoderaron de casi un millón y medio de soles.

De enero a la fecha, la región policial de Piura reportó 4,714 denuncias por robo agravado. Asimismo, se denunciaron 4,734 hurtos agravados, de estos el 80% fue por hurto de automóviles, mototaxis y motocicletas.

Ante las preocupantes estadísticas, el jefe de la Macro Región Policial de Piura-Tumbes, general PNP César Cervantes Cárdenas refirió que la lucha contra la delincuencia común es constante y, señaló, que durante su gestión se optó por un incrementar el número de agentes encubiertos, paa reforzar las labores de inteligencia.

“Se dispuso que un número considerable de policías salgan a las calles de manera encubierta, quienes-a la menor señal de riesgo- deben solicitar el apoyo de las diversas unidades y proceder a la captura de los delincuentes. Los delitos van a ocurrir, pero la población debe confiar en que su Policía tendrá una reacción”, manifestó la autoridad policial, durante la exposición de los datos sobre delitos y percepción de inseguridad.

CAMINAR CON MIEDO

Sin embargo, el trabajo que realiza el personal policial de la región para contrarrestar estos delitos aún es insuficiente debido a una serie de limitaciones: falta de logística, carencia de personal y corrupción en la institución, entre otras.

Este panorama hace que ocho de cada 10 piuranos vivan con la percepción de inseguridad. Es decir, con el temor de ser asaltados, agredidos o hasta asesinados en las calles de la región.

De acuerdo a estas estadísticas, este año la percepción de inseguridad disminuyó tan solo en un 3.1%, y en el 2017, en 10%.

Para el exjefe de la División de Investigación Criminal (Divincri) Piura, comandante PNP en retiro Alfonso Llanos Flores, este gran porcentaje de la población que vive con la percepción de ser víctima de algún delito, es producto de un deficiente trabajo de la Policía.

“La delincuencia se ha diversificado, antes se tenían capturas de bandas de cinco a siete personas, ahora solo bastan dos personas con un arma de fuego para cometer una serie de ilícitos. Además, (se evidencia) la incursión de menores de edad en estos delitos. Cada vez, más adolescentes de 16 y 17 años incurren en la delincuencia, pero luego salen en libertad, es lamentable, pero hay que decirlo, la Policía no se está dando abasto par combatir este tipo de delincuencia”, argumentó el oficial en retiro.

RESPUESTA Y CORRUPCIÓN

Pero la Policía no solo ha tenido que lidiar con la falta de logística (carencia de armas de fuego, patrulleros en mal estado, entre otros), además, ha tenido que hacerle frente a un fuerte golpe como institución: la corrupción.

A la fecha, se han capturado a 14 suboficiales por presuntamente pertenecer a cuatro organizaciones criminales. La mayoría de ellos cumplen prisión preventiva, y a otros, se les investiga con medidas de restricción.

Este año, otros tres policías fueron detenidos y cumplen prisión en el penal de Piura; dos por robo agravado y uno por estar inmerso en el delito de tráfico ilícito de drogas.

Pese a que el comando policial evidencia una lucha frontal contra la corrupción y el no blindaje a su personal, estas acciones afectan a la población piurana. Un gran porcentaje de ciudadanos desconfía de la Policía.

Para el comandante en retiro y regidor de la Municipalidad Provincial de Piura, Luis de La Puente, la tasa de inseguridad que tiene Piura se debe a la respuesta tardía de la Policía y a la agresividad de los delincuentes, a quienes no les importa su vida y mucho menos la de sus víctimas.

El oficial en retiro refirió que, para cambiar esa mala imagen, los agentes deben priorizar y acudir ante un llamado de emergencia.

Mientras tanto, la ciudadanía espera que la nueva gestión regional pueda articular esfuerzos para combatir de una vez el flagelo de la delincuencia.

Lo más leído