Más de 17 mil denuncias por el delito de violación sexual en el país

El juzgado de familia registra un promedio de 20 casos diarios de violencia familiar, pero varios terminan siendo archivados por diferentes razones
Más de 17 mil denuncias por el delito de violación sexual en el país

Más de 17 mil denuncias por el delito de violación sexual en el país

27 de Octubre del 2017 - 08:14 » Textos: Cristhian Zamudio » Fotos: Correo

La violación que sufrió una empadronadora mientras trabajaba en el Censo 2017 ha provocado el rechazo unánime de la opinión pública. No obstante, miles de casos similares a ese se han reportado en lo que va del año.

Entre enero y setiembre del 2017, se han contabilizado 17 mil 182 denuncias en todo el Perú por el delito de violación de la libertad sexual, informaron fuentes del Ministerio Público. En ese sentido, hay un promedio de 63 denuncias diarias a nivel nacional.

Un mayor porcentaje corresponde al delito de violación sexual, mientras que el menor porcentaje a actos contra el pudor.

Juan Huambachano, gerente del Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, indicó a Ojo que en el 2016 hubo 21 mil 783 denuncias por este delito, un 9% más con relación al año 2015.

EN LIMA HAY MÁS DENUNCIAS. En Lima, según las cifras del Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, se han contabilizado 6 mil 205 denuncias entre enero y setiembre de este año. Por consiguiente, 22 denuncias se realizan por día en la capital.

Los distritos pertenecientes a Lima Cercado y Lima Este, como San Juan de Lurigancho, Santa Anita, Ate, El Agustino, registraron 3 mil 281 denuncias.

Lima Norte, en donde se encuentran los distritos de Comas, San Martín de Porres, entre otros, presentan mil 657 denuncias.

En tanto, en Lima Sur (Villa El Salvador, Villa María del Triunfo, Chorrillos, entre otros distritos) hay mil 267 denuncias.

70% SON MENORES. Huambachano refirió que el Ministerio Público ha realizado una investigación para conocer el perfil de las víctimas del delito de violación de la libertad sexual y a sus agresores. El trabajo también permitirá conocer las características de los hechos y la respuesta de la Fiscalía.

De 100 casos, El gerente del Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público dio a conocer que el 90% de las víctimas de este delito son mujeres.

“Nosotros como observatorio dimensionamos el problema. Identificamos el total de denuncias registradas y hacemos un análisis de los últimos 15 años de cómo se ha comportado el delito a nivel global. El segundo paso es sacar una muestra de eso y sacamos de cada distrito fiscal las denuncias que han sido formalizadas. Sobre eso hacemos un análisis”, explicó.

Según el estudio, la fuente remarcó que el 70% de las mujeres abusadas sexualmente son menores de edad (tienen entre 13 y 17 años). Estas agresiones sexuales se dan en un 60% en la casa del hombre que cometió el delito o de la misma víctima.

“El 60 % de las violaciones se da en el hogar del presunto implicado o en la vivienda de la víctima. Esto rompe con el esquema que los delitos de violación sexual son cometidos en lugares desconocidos y personas desconocidas”, reveló.

Lo alarmante, dijo Huambachano, es que el 40% de los agresores pertenecen al entorno familiar de la víctima. “Muchas veces son los tíos, los padres o los mismos padrastros”, indicó.

El representante del Ministerio Público enfatizó en que La única forma de poder desarrollar políticas cada vez más eficaces de prevención es conociendo la problemática.

PROBLEMAS. Eliana Revollar, adjunta para los Derechos de la Mujer en la Defensoría del Pueblo, indicó que las mujeres víctimas de violación de la libertad sexual encuentran una secuencia de problemas cuando toman la decisión de denunciar el hecho.

“ (Ellas) no tienen una respuesta articulada. Ante una denuncia está la Policía, a través de las comisarías, el Ministerio Público y el Poder Judicial. Muchas veces encontramos una secuencia de problemas que tiene que ver con temas fundamentales.

Por ejemplo, en las comisarías no todas tienen divisiones especializadas para atender a las mujeres. También están las demoras en los exámenes de reconocimiento médico legal y el ministerio de Justicia debe de fortalecer la defensa Jurídica Pública”, dijo Revollar.

Al respecto, la abogada remarcó que se necesita una capacitación rigurosa para conocer técnicamente el manejo de la legislación y, sobre todo, tener un conocimiento de la problemática de la violencia.

“Tiene que haber inversión en el sistema para que la mujer que llega a denunciar tenga una respuesta oportuna, efectiva y que todo el sistema opere en su conjunto para que haya sanciones ejemplares”, finalizó.

MÁS CASOS. Requisitoriados por abuso sexual están libres. Entre el año 2016 y lo que va de este 2017, 125 hombres (105 estaban requisitoriados en provincias, 19 en el Callao y solo uno en Lima) que violaron a menores de edad y que figuraban en el Programa de Recompensas del Ministerio del Interior (Mininter) fueron capturados.

En la mayoría de los casos, informantes anónimos facilitaron el paradero de los acusados a las divisiones policiales para lograr sus detenciones. No obstante, se informó que 392 requisitoriados, que figuran en el referido programa, aún están libres.

MAYORES. Asimismo, el Mininter indicó que 45 hombres que violaron a mujeres mayores de edad fueron detenidos este año en diferentes puntos del país. Sin embargo, aún hay 109 requisitoriados y las autoridades ofrecen por sus paraderos entre 15 mil y 20 mil soles.

Las estadísticas también dan cuenta de que 3 hombres acusados de violación de personas en incapacidad de resistencia (que sufren anomalía psíquica, grave alteración de la conciencia, retardo mental o que se encuentren en incapacidad de resistir) fueron detenidos, pero 29 aún están en libertad y las autoridades los buscan.

Finalmente, Jaime Pacheco Condori y Jonathan Guzmán Choque, acusados de violación sexual en estado de inconsciencia o en la imposibilidad de resistir, fueron capturados. Seis están con requisitoria

EN PIURA. Según el reporte del Centro de Emergencia Mujer (CEM) correspondiente al mes de setiembre, en la región Piura se registraron 349 nuevos casos de violencia contra las mujeres.

María Semino, coordinadora del CEM en Piura, las ciudades en donde se registraron más casos son Piura, Castilla, Tambogrande, y el nuevo distrito Veintiséis de Octubre.

En lo que va del año, el CEM registró un caso de feminicidio, y dos de tentativa, aunque también se han reportado algunos casos de violencia familiar en contra de varones.

Sin embargo, estas cifras aún no representan la realidad, porque la percepción sigue siendo alta, en especial en las zonas rurales y andinas, donde la idiosincrasia y la formación que tienen los pobladores y pobladoras desde la niñez, es de sumisión ante el varón.

Se sabe también que del total de casos mostrados por las estadísticas, muchos quedan sin resolver, y las víctimas, junto con sus familias, siguen sufriendo el maltrato físico y sicológico.

Esta situación se complica y de alguna forma facilita el archivamiento de los casos, porque las entidades no cuentan con especialistas, entre ellos psicólogos, para que evalúen a los afectados y establezcan cuánto es el daño mental causado por los victimarios.

María Semino, también se refirió a lo expresado hace poco por la parlamentaria por Piura, Maritza García, las cuales calificó como desacertadas, porque bajo ningún punto de vista o excusa, la mujer debe ser agredida, tanto física como psicológicamente. “No tiene ningún sustento real lo que ha dicho”, manifestó Semino.

Como se sabe, la congresista Maritza García, durante una de las sesiones de la Comisión de la Mujer y de la Familia que ella presidía, expresó algunos puntos de vista que fueron cuestionados por los ciudadanos.

Ella dijo: “Hay que reconocerlo, ¿por qué suelen suceder los feminicidios? Lo que el gran psicólogo y maestro dijo es que la mujer, a veces sin razón o sin querer queriendo, da la oportunidad al varón para que se cometa ese tipo de actos. Porque muchas veces puede haber un agresor absolutamente sano y, de repente, en un momento, la mujer lo saca de contexto diciéndole ‘me voy’ o ‘te estoy traicionando’, esas frases nunca deben ser usadas por una mujer porque podrían exacerbar los ánimos de una persona normal”, dijo la congresista por Piura.

Estas expresiones le costaron la renuncia a la mencionada comisión.

Pese a ello, el rechazo a lo dicho por la parlamentaria continúa generando voces discordantes, buscando resarcir aún más, según, dicen, el daño causado a las mujeres maltratadas.

Durante un foro organizado por Radio Cutivalú el último lunes, dos de las asistentes le increparon por lo dicho, lo que obligó nuevamente a pedir disculpas a Maritza García, señalando que ya pagó el costo político.