Mujeres exigen el alto a las violaciones en la puerta del Poder Judicial

En el Día Internacional de la Mujer, varios colectivos piden no vulnerar los derechos de las féminas
Mujeres exigen el alto  a las violaciones en la puerta del Poder Judicial

Mujeres exigen el alto a las violaciones en la puerta del Poder Judicial

09 de Marzo del 2018 - 10:54 » Textos: Redacción Correo » Fotos: Cortesía Malú Ramahí

En el Día Internacional de la Mujer, un grupo de féminas de distintos colectivos dramatizaron un acto de violencia, frente al Poder Judicial de Piura, para visibilizar la importancia de las mujeres y exigir a los jueces que hagan justicia en los casos de agresión y maltrato.

Con el lema “Todas por Justicia”, las mujeres pidieron a la autoridad judicial ser transparentes y justos durante la aplicación de sanciones a los agresores, pues muchas veces son dejados en libertad pese a las pruebas.

En tanto, otras mujeres recordaron cómo salen adelante en sus trabajos, a pesar de las limitaciones por el machismo en nuestro país.

Un claro ejemplo es el de cien mujeres tejedoras de paja toquilla, afectadas por el fenómeno de Niño Costero, quienes se han unido para potenciar sus talentos y enfrentar la violencia de los hombres en la sociedad.

Ellas viven en albergue San Pablo, ubicado a la altura del peaje Piura-Chiclayo. A ese lugar llegaron luego de que sus casas fueran inundadas por el río Piura.

“El río nos quitó lo material; pero no se llevó nuestra fe en Dios, las ganas de salir adelante y el talento que llevamos dentro”, comenta María Vílchez Timaná.

Juntas han formado la Red de Mujeres Tejiendo Esperanza para poder vender sus productos y tener un sustento para sus hogares. Esta asociación nació el 15 de noviembre de 2017.

En otro ámbito, Dora María Céspedes Gonzales, una mujer de 68 años, celebró su día trabajando desde las 7 a.m. hasta las 5 p.m. en la venta de diarios. No hay día que Doris deje de trabajar. “Voy a trabajar hasta cuando Dios me dé fuerzas y diga basta”, comenta.

De igual manera, la capitana Carol Sarango Siancas, jefa del Departamento de las Águilas Negras de Piura y Jacqueline Seminario Palacios, técnica de tercera de la Policía Nacional del Perú coinciden en que fue difícil abrirse camino en un trabajo donde la mayoría son hombres.