"No merecíamos irnos con las manos vacías"

Señala que en las pichangas siempre le gustaba jugar de 9, por eso cuando fue al arco de Cienciano, se ubicó bien y pudo anotar el empate
"No merecíamos irnos con las manos vacías"

"No merecíamos irnos con las manos vacías"

17 de Abril del 2018 - 11:07 » Textos: Andrés Vera » Fotos: Correo

Tuvo que pasar mucho tiempo para que un guardameta del fútbol peruano, sobre todo de la segunda profesional sea noticia, por su capacidad y olfato goleador. Esta vez fue Víctor Ulloa, guardameta del Atlético Grau de Piura quien se convirtió en el verdugo del Cienciano del Cusco el último domingo, al darle el empate a los albos en el último minuto del encuentro. El exjotita anotó entre las piernas de Molina, tras aprovechar un pivoteo en el área de su compañero Felípe Mesones.

¿Qué sensación te deja el haberle dado el empate y sobre todo anotarle al Cienciano cuando el partido ya expiraba?

Bueno es un sensación muy bonita e inexplicable, pues, no merecíamos irnos a casa con las manos vacías. Gracias a Dios se me dio la oportunidad de hacer el gol y bueno, logré el empate.

¿Es la primera vez que anotas un gol?

Cuando jugaba en las divisiones menores de Sporting Cristal hice varios goles en la pichangas, pero profesionalmente es mi primera vez. Previo al partido, el técnico Mario Flores mostró confianza en que el equipo iba a tener algunas oportunidades de gol y que alguna concretaría.

Alguna vez te imaginaste ser el salvador del equipo?

Este resultado es producto del trabajo de todos nosotros. Imagínate si no hubiese llegado un buen centro, o si no llegaba el cabezazo de mi compañero. Sabíamos que alguna tendríamos la oportunidad, y esta vez me tocó anotar a mí.

¿Cómo fue que te animaste a ir al arco rival o qué te pasó por la cabeza en ese momento?

Bueno, no tenía en cuenta el tiempo. El que pasó la voz fue el preparador físico Granda. Le pregunté que si es que podía ir al ataque y me dijo que sí. En las pichangas de los entrenamientos me gusta jugar de 9, y eso me ayudó a saber colocarme y por eso se dio el gol.

Este equipo de Atlético Grau demostró el domingo que es un equipo de hombres y no de nombres ¿Crees que va ser difícil para cualquier equipo ganarles?

El fútbol actual se ha demostrado así. Lo que sí se respeta es la trayectoria de los jugadores. Nosotros somos conscientes del buen momento que estamos pasando, pero no podemos dormirnos en los laureles. Sabemos que van a querer robarnos los puntos en casa, por eso tenemos que estar más enfocados y más mentalizados para lograr el primer objetivo que es estar entre los siete primeros.

¿A quién se debe este buen momento que viene atravesando el Grau?

Nosotros nos identificamos con el Grau y con el comando técnico, que son los que nos dan la confianza para salir todos los fines de semana a demostrar que podemos sacar un buen resultado. Recuerdo que al principio nadie apostaba por el trabajo de Mario ni de este equipo. Hoy somos un grupo humilde con jugadores jóvenes y de experiencia. Tenemos hambre de gloria.

¿Qué les pide el técnico Mario Flores en cada partido?

Mario nos pide que nunca nos amilanemos ante nadie. A que nunca bajemos los brazos y sobre todo a que mantengamos nuestra esencia del buen toque en el campo, y eso se vio reflejado ante el Cienciano. Esperamos que el hincha albo llene el estadio y nos apoye en cada partido que nos toque jugar de local”.

Desayunos de Correo

Lo más leído