Peligran las clases por aulas prefabricadas abandonadas

El Pronied tiene plazo hasta antes del 12 de marzo (fecha de inicio de clases) para instalar los módulos en las instituciones educativas. El director de la Ugel Sullana se mostró preocupado por esta situación y reclama acciones
Peligran las clases por aulas prefabricadas abandonadas

Peligran las clases por aulas prefabricadas abandonadas

16 de Febrero del 2018 - 09:26 » Textos: Luisa Alatrista » Fotos: Correo

El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied), del Ministerio de Educación, entregó 44 aulas prefabricadas para once colegios, en la provincia de Sullana, con el fin de proteger a los alumnos contra los embates de la naturaleza.

DESIDIA. No obstante, parte de estos módulos prefabricados están, hace tres meses, abandonados en los ambientes educativos a la espera de que los técnicos procedan a instalarlos.

En total, son siete colegios los que necesitan contar con los módulos construidos para albergar a la comunidad estudiantil, considerando que el año escolar inicia el próximo 12 de marzo.

En ese sentido, el director de la Unidad de Gestión Educativa Local en Sulllana (UGEL), Miguel Ángel Lizano, instó a los funcionarios del Pronied para que cumplan el compromiso asumido con ellos, de poner operativas las aulas antes que inicie el año escolar.

De no ser el caso, la integridad de los niños y hasta el inicio de las clases en esos siete colegios corren peligro.

“Nosotros hemos coordinado con el Pronied aquí en Piura y ellos están interesados en el caso específico de algunos colegios en donde estas aulas todavía no se construyen para poder gestionar e impulsar para que antes del doce de marzo, que es la fecha de inicio de clases, tengan que estar perfectamente construidas y operativas para poder albergar a los niños”, indicó la autoridad educativa.

CÁLCULOS. Según datos esgrimidos por funcionarios de la UGEL Sullana, la situación es similar en siete colegios de la provincia y distritos de Lancones, Cieneguillo Centro y Norte, Bellavista e Ignacio Escudero.

“Existen colegios que tienen problemas para instalar los módulos como son el “Jorge Basadre”, “Blanca Susana de Franco”, el “517”, el “20526”, el “20509”, el “14815” y el “1512”. El material que todavía no ha sido instalado está en los almacenes de los mismos colegios o, a veces, los padres de familia se comprometen a guardarlos en sus casas”, informó Rosa Prado, encargada del Programa de Mantenimiento Escolar.

Como se recuerda, el Ministerio de Educación, a través del Pronied, gestionó el envío de aulas prefabricadas a varias provincias del Perú para atender los colegios afectados por los estragos del Niño Costero.

“Este programa fue exclusivamente para atender las necesidades de los colegios del fenómeno El Niño costero”, explicó la funcionaria.

CRÍTICOS. En el caso de Sullana, son catorce instituciones educativas declaradas de alta peligrosidad por Defensa Civil. Ello, debido a la presencia de grietas en la infraestructura, paredes a punto de colapsar, filtraciones en techos y otras observaciones que no han sido subsanadas.

De las catorce instituciones, once han sido comprendidas en el paquete de envío de las aulas prefabricadas, de las cuales siete están pendientes de instalar los módulos. Aunque, en la institución educativa “14798” (Blanca Susana Franco), en Bellavista, se ha instalado dos aulas prefabricadas cuyas deficiencias saltan a la vista.

“No son seguras y están incompletas. Sentimos que es una burla lo que hacen con nuestros niños”, expresó la madre de familia, Ingrid Taboada.

CONTRATIEMPOS. A medida que los colegios se alejan de la ciudad para ocupar espacios relativamente rurales donde el acceso es difícil por lo agreste de la zona empeora la situación en estas instituciones. Tal es el caso del plantel educativo “1512” en Cieneguillo Centro, donde las aulas prefabricadas están arrinconadas y expuestas al inclemente sol y el calor.

“Lo que pasa es que hay problemas con el contratista. Pronied hace el contrato, pero siempre le quedan mal. Desde el año pasado se trabajó con Técnicas Metálicas que estaba a cargo del ingeniero Richard Valencia en la cual él manifiesta que tiene problemas con el pago y que trae personal de Lima, cosa que no le convenía. Este año, el ingeniero supervisor del Pronied nos comentó que se iba a hacer el contrato con otro contratista”, informó Rosa Prado.

Las declaraciones esgrimidas por la funcionaria denotan la irresponsabilidad de la empresa responsable de colocar e instalar las aulas prefabricadas en los colegios beneficiarios, la cual ha sido contratada por el Ministerio de Educación en el marco de la emergencia por el Niño Costero.

Este medio intentó comunicarse con el ingeniero encargado de la supervisión del Ministerio de Educación, pero no contestó las llamadas.

“Hemos ido a visitar algunos colegios en Cieneguillo Centro y Santa Rosa, y hemos constatado que estas aulas todavía no se construyen. Y esa es nuestra preocupación que tengan que construirse y estar operativas antes del día 12 de marzo. Si nos preocupa ese tema por eso es que hemos coordinado con el Pronied porque las aulas están abandonadas, guardadas en los ambientes o a la intemperie”, expresó el director Miguel Ángel Lizano.

GOBIERNOS LOCALES Y REGIONAL. De acuerdo con el Ministerio de Educación, las aulas prefabricadas tienen un tiempo de duración de dos años, aproximadamente.

Durante ese tiempo se estima conveniente que las instituciones encargadas de la educación en sus jurisdicciones (Ugeles) seleccionen los colegios declarados en riesgo para elevar esos informes a los gobiernos locales y/o regionales en aras de conseguir el financiamiento que les permita tener aulas de concreto.

Eso precisamente es lo que se viene haciendo en la UGEL Sullana, la cual ha derivado la lista de los catorce colegios altamente peligrosos a la gerencia subregional de obras “Luciano Castillo Colonna” y la “Municipalidad Provincial de Sullana” para que asignen recursos en el 2018 para la construcción de los mismos, una vez que hayan sido consideradas en el presupuesto de este año.

“Eso se gestiona a través de gobiernos locales o la gerencia subregional. Se les hace llegar la necesidad, un perfil técnico para que los programen dentro de su presupuesto del programa de inversiones”, explicó el encargado de área de Infraestructura de la UGEL Sullana, Emigdio Enríquez.

“Tenemos colegios que ya están dentro del programa del año pasado que están en plena construcción. La relación de los catorce colegios, que le acabo de mostrar, son para el programa de inversiones pública del 2018”, informó el funcionario.

Los planteles son de las localidades de Somate Bajo, Pueblo Nuevo de Pelados, La Quinta, Bellavista, Chalacalá, Samán, Jíbito, Lancones, Cieneguillo, Sapillica y Sullana.

Lo más leído