Piura: Las promesas de la reconstrucción no se cumplen

No se ha abierto ninguna zanja para construir el conjunto habitacional denominado “Una sola fuerza”. Tampoco se están rehabilitando las vías, a pesar que se anunció que los trabajos comenzarían el último fin de semana
Piura: Las promesas de la reconstrucción  no se cumplen

Piura: Las promesas de la reconstrucción no se cumplen

07 de Noviembre del 2017 - 10:00 » Textos: José Chapa » Fotos: Correo

El 21 de setiembre, los ministros de Defensa, Jorge Nieto; y de Vivienda, Carlos Bruce, suscribieron en Piura un convenio de cooperación interinstitucional para que las Fuerzas Armadas con su división especializada, construyeran las viviendas para los damnificados por El Niño Costero en un terreno ubicado en el sector noroeste de la ciudad.

“El Ministerio de Vivienda les entregará (a los beneficiarios) un bono de 60,000 soles, para que en 30 días, el Ejército empiece a construir las primeras viviendas definitivas, y en 60 días, vendrá el presidente de la República para entregar las primeras llaves de las viviendas definitivas, ya no módulos temporales, para que las personas que lo han perdido todo puedan tener una vivienda digna y decorosa”, manifestó Carlos Bruce.

DESOLADO. A casi siete semanas del anuncio, es decir, a 47 días desde que ambos ministros, acompañados de la jefa del gabinete Ministerial, Mercedes Aráoz, y de otros dos miembros del Ejecutivo, literalmente con bombos y platillos firmaran el convenio con el Ejército, no se ha abierto ninguna zanja, y menos construido bases.

Ayer, Correo llegó hasta el lugar en donde se levantará el conjunto habitacional que se llamará “Una sola fuerza”, y salvo algunos arbustos y la maleza que lo rodea, el terreno se encontraba desolado.

Cabe señalar que el lugar en donde se levantarán las primeras 200 viviendas, de un total de 600, se encuentra ubicado en el sector noroeste de la ciudad, a la altura de los asentamientos humanos Ollanta Humala y La Molina, en el distrito Veintiséis de Octubre.

Se desconoce también quiénes son o de donde provienen los primeros 200 damnificados beneficiados. En un inicio se dijo que eran para los que ocupan los albergues que se encuentran en la carretera Panamericana, pero luego que estos se negaran a abandonar sus zonas donde tienen sus chacras y ganado, se señaló que las casas las ocuparían los afectados de la zona urbana.

Según informó en esa ocasión el ministro Carlos Bruce, el sector Vivienda financiará las casas para los damnificados mediante un bono de 60,000 soles, los cuales serán entregados a cada beneficiado.

Se desconoce también, cómo se encuentra la entrega del bono de 22 mil soles aproximadamente, a las personas cuyas viviendas resultaron afectadas, para que sean refaccionadas y dejarlas seguras, con todos los servicios básicos como son: agua, desagüe y luz, anuncio que también hizo en ese momento el titular del ministerio de Vivienda.

Según informa la Autoridad para la Reconstrucción Con Cambios (ARCC), el proyecto de financiamiento de 1.440 inmuebles con Bono Familiar Habitacional (BFH), se encuentra “en proceso”.

En el mismo estado se encuentran los 300 BFH para construir viviendas en Morropón, otros 300 en Paita, y 40 en la provincia de Sechura.

También señala que un total de 251 procesos para adjudicar la elaboración de estudios y proyectos para realizar mejoras en igual cantidad de instituciones educativas ya han sido contratadas, por un monto de más de 3 millones de soles.

TAMPOCO LAS VÍAS. La semana que pasó, el alcalde de Piura dijo que desde el último fin de semana comenzarán las obras de rehabilitación de por lo menos tres de las seis vías que como Unidad Ejecutora han licitado.

Hasta ayer, en las avenidas Los Tallanes, Gulman y R en Ignacio Merino tampoco se iniciaban los trabajos, ni en otras que tiene a cargo el gobierno regional.

Aunque ya se han adjudicado, las obras de protección contra inundaciones, descolmatación de los drenes 1308 y rehabilitación de los diques, no se iniciaban.

Estas obras las tiene a cargo el gobierno regional como Unidad Ejecutora.

Al respecto, Hugo Garcés Solano, decano del Colegio de Ingenieros de Piura, dijo que el Gobierno está acostumbrado a venir con sus representantes, a ofrecer, pero no cumplen.

“Lo que pasa es que en el gobierno hay una suerte de enfermedad de venir aquí al norte, y prometer cosas que no van a cumplir. Eso es lo que le sigue haciendo daño al mismo Gobierno, y que a Piura lo hace dudar más, lo hace tener más desconfianza. Como dijo el presidente, gritamos y ladramos, pero no es por eso, es simplemente que no se les cree, dan fechas, dan cifras, dan circunstancias que no se cumplen”, manifestó Hugo Garcés.

Agregó que la demora en el inicio de las obras, tampoco les permite iniciar el trabajo de las veedurías.

“Lo que pasa es que no arrancan. Nosotros vamos a hacer veedurías en todo; son cinco carteras: Agricultura, Transportes, Vivienda, Salud y Educación. Vamos a formar comisiones, y cada uno va a ver su sector; el único que ha arrancado es Agricultura con el río, y con el gobierno regional y la municipalidad, también estamos a la espera que comiencen”, señaló.

Respecto a la salida de Pablo de la Flor y la llegada de Édgar Auberto Quispe Remón como director ejecutivo de la ARCC, Garcés señaló que como en el fútbol, “es hombre por hombre, y no necesitamos un defensa, necesitamos un delantero, uno más ejecutivo, uno que se acerque más al pueblo.