Piura: Senasa descarta de momento daños en personas y agricultura por presencia de caracol gigante africano

Asegura que plaga está bajo control, pero se intensifica prevención, teniendo en cuenta que este molusco es considerado una de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo
Piura: Senasa descarta de momento daños en personas y agricultura por presencia de caracol gigante africano

Piura: Senasa descarta de momento daños en personas y agricultura por presencia de caracol gigante africano

19 de Mayo del 2017 - 12:36 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Andina

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) - Piura aseguró hoy que la plaga del caracol gigante africano está bajo control en el Perú y descartó de momento la ocurrencia de daños en la agricultura, así como de casos de personas enfermas por contacto con este molusco considerado una de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo.

“Lo que estamos haciendo es una campaña de prevención para evitar daños en las áreas de cultivo y las personas”, afirmó el director ejecutivo del Senasa en Piura, Daniel Alama Mena, quien indicó que su presencia en regiones como Piura, Tumbes, Junín (Satipo) y Pasco (Chanchamayo), así como en otras zonas de la selva central, responde a factores climáticos como las lluvias y el calor intenso, agudizados por eventos como El Niño Costero, que propician su reproducción.

El representante del Senasa Piura recordó que la primera vez que se detectó caracoles gigantes africanos en el Perú fue en el año 2012, en San Ramón, provincia de Chanchamayo, región Junín, y procedían de Brasil.

En Piura fueron detectados en el año 2015 y actualmente se registró su presencia en los distritos de Catacaos, Veintiséis de Octubre, Sullana, Querecotillo, Salitral, Santa Rosa, entre otras zonas, agregó Alama Mena.

“Estos moluscos habían sido traídos como mascotas. Al reproducirse de forma desmesurada, pobladores decidieron soltarlos, acción que causó daños en cultivos”, comentó.

Características

El director ejecutivo del Senasa Piura explicó que esta especie de caracol mide entre 10 y 30 centímetros de largo, tiene su caparazón roto o trunco y, a diferencia de los caracoles convencionales nativos del Perú que son herbívoros, esta clase de moluscos terrestres africanos se alimenta de desperdicios y excretas.

Por este motivo, el caracol gigante africano puede ser portador de parásitos y bacterias que causan enfermedades en el ser humano como la meningoencefalitis eosinofílica y angiostrongiliasis abdominal, entre otras, advirtió el funcionario del Senasa.

Refirió que el caracol gigante africano es hermafrodita, es decir, se reproduce por sí solo, lo cual representa un riesgo de convertirse rápidamente en una plaga en los lugares donde existen las condiciones para su existencia.

Prevención y cómo eliminar al molusco

El funcionario del Senasa sostuvo que como parte de las acciones preventivas y de control para mantener al Perú libre de plagas y enfermedades, dicha institución perteneciente al Ministerio de Agricultura y Riego recomendó a la población evitar tocar, ingerir o criar como mascota a este molusco. (Andina)