Reliquia de San Juan Pablo II será entronizada en la Catedral de Piura (FOTOS)

Recordado Papa Peregrino visitó Piura el 4 de febrero de 1985 y la reconoció como "la puerta de la fe" para todo el Perú

23 de Diciembre del 2017 - 11:22 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Cortesía

Este domingo 24 de diciembre a las 11:00 a.m. será entronizada una reliquia de primer grado de sangre del Papa Juan Pablo II en la Basílica Catedral de Piura. Este acto será presidido por monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., arzobispo metropolitano de Piura

Se conoció que esta reliquia ya ha llegado a Piura proveniente de Polonia gracias a las gestiones que el Pastor de Piura realizó con el cardenal Stanislaw Dziwisz, Arzobispo Emérito de Cracovia y antiguo secretario personal del Papa Santo.

Recordando al Papa Peregrino

Sin lugar a dudas, uno de los acontecimientos que ha marcado la historia de Piura ha sido la visita del recordado Papa Peregrino el 4 de febrero de 1985. Esta se realizó cuando aún quedaban las huellas del dolor, la destrucción y el sufrimiento causados por el Fenómeno El Niño del año 1983. Las palabras que ese día el Papa Wojtyla pronunció fueron muy significativas para las miles de personas que se dieron cita en el Campo Papal del Distrito de Castilla: “Mi visita quiere ser ante todo un signo de solidaridad y aliento a no dejaros abatir en la desgracia, sino a sacar de ella razones de esperanza, de mutuo apoyo y voluntad de reconstruir lo perdido. Pido a Dios que las aguas que produjeron destrucción y muerte hayan servido para fecundar vuestros campos, y que os alegre la esperanza de más abundantes cosechas para continuar vuestra vida”.

En aquella memorable ocasión San Juan Pablo II reconoció a Piura como «la puerta de la fe» para todo el Perú, y confirió a Nuestra Señora de las Mercedes de Paita, nuestra amada «Mechita», los imperecederos y hermosos títulos de «Reina de la Fe» y «Estrella de la Evangelización»: “Vengo en peregrinación de fe a las fuentes de la gesta evangelizadora en el Perú, ya que de estas tierras, bajo la protección del Arcángel San Miguel, partieron los pioneros del anuncio de Jesucristo, de su Buena Nueva y de su Iglesia, hacia el vasto territorio del antiguo Imperio Inca…Nuestro espíritu se recoge en plegaría, para meditar sobre aquella evangelización y descubrir las exigencias que derivan de la aceptación del Evangelio… Que la Estrella de la Evangelización, Nuestra Señora de las Mercedes, inspire desde su santuario de Paita todos vuestros propósitos, y acompañe en su fidelidad a Cristo a los hijos de esta tierra y de todo el Perú, a los que bendigo de corazón”.