Reportan el primer caso probable de gripe AH1N1 en Piura

El Ministerio de Salud emitió una alerta epidemiológica a nivel nacional
Reportan el primer caso probable de gripe AH1N1 en Piura

Reportan el primer caso probable de gripe AH1N1 en Piura

31 de Enero del 2018 - 12:25 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Correo

El médico Eduardo Álvarez Delgado, director de Intervención Sanitaria Integral de la Diresa Piura, informó que hasta la fecha se ha presentado un caso probable de gripe AH1N1.

Se trata de un caso importado de un adulto mayor procedente de la zona fronteriza, que recibe el tratamiento en un hospital de EsSalud, en la provincia de Sullana.

“Somos un corredor social natural y tenemos muchas visitas de turistas del vecino país, que significan un riesgo, por eso estamos actuando en forma preventiva con esta alerta que ya se impartió en todos los hospitales y centros de salud de la región”, precisó Álvarez Delgado.

Asimismo exhortó a la población a tomar conciencia y adoptar medidas de prevención para evitar el contagio con el virus AH1N1, como lavarse las manos siempre con agua y jabón, usar mascarilla, cubrirse con la parte interna del antebrazo al momento de toser o estornudar.

De acuerdo a la alerta epidemiológica, emitida por el Ministerio de Salud, a través del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, los establecimientos sanitarios deberán notificar e investigar casos de infección respiratoria graves e inusitados brotes de infecciones respiratorias en albergues cerrados penales, cuarteles, albergues, asilos, guarderías, cunas-jardín, etc.

Álvarez recordó que los síntomas de la influenza AH1N1 son: malestar general, fiebre, estornudos frecuentes, tos seca, dolor de cabeza, escalofríos y mucosidad. 

En caso de presentar fiebre mayor de 38 grados y tos persistente, se aconseja no automedicarse y acudir de inmediato al establecimiento de salud.

Los grupos de riesgo para ser afectados por este mal son: mujeres gestantes, niños menores de 2 años, adultos mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad mórbida, entre otras.