Ronderos aplican latigazos al alcalde distrital de Carmen de La Frontera

Los comuneros se enteraron que se iniciarían trabajos de construcción cuando recién llegó la maquinaria
Ronderos aplican latigazos al alcalde distrital de Carmen de La Frontera

Ronderos aplican latigazos al alcalde distrital de Carmen de La Frontera

02 de Febrero del 2018 - 11:03 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

Con tres latigazos fue castigado el alcalde del distrito de Carmen de la Frontera, en Piura, por parte de los ronderos de dicho sector.

La “sentencia” a la que fue sometido el burgomaestre, Merbin Peña Vilela, estuvo a cargo de los integrantes de la comunidad campesina Segunda y Cajas, luego que el alcalde en mención gestionara la construcción de la trocha carrozable en el caserío Río Blanco sin la aprobación de los comuneros.

“El tema es muy delicado porque el alcalde no nos ha informado de las acciones para la construcción de la trocha, eso nos hace pensar que ha sido gestionado por la minera Río Blanco cuando él sabe que no permitimos la intervención en las obras de dicha empresa”, manifestó uno de los comuneros. 

Los ronderos se enteraron de las acciones de Peña cuando vieron llegar al caserío Río Blanco la maquinaria pesada, una cisterna con combustible y una camioneta de doble cabina. Enterados del engaño, los comuneros llegaron hasta el palacio municipal para sacar a Merbin Peña y ajusticiarlo en cadena ronderil. 

Por no haberles informado de dicha obra, el alcalde recibió tres latigazos en presencia de sus regidores y de los más de 300 ronderos que conforman la comunidad campesina Segunda y Cajas.

Cabe recordar que el pasado 12 de setiembre del 2017, Merbin Peña y sus funcionarios también fueron castigado de cinco latigazos debido a que no realizaron la rendición de cuentas. 

En dicha oportunidad, los moradores mostraron su descontento con la gestión del actual alcalde y sus funcionarios, y por no cumplir con los ofrecimientos realizados en su campaña y la poca identificación con su pueblo, entre otros puntos. 

Ellos aseguraron que si la situación no mejoraba nuevamente corregirían a su autoridad, promesa que el 26 de enero cumplieron al conocer de la obra en la trocha.