Un patrullero se empotra en el frontis de una vivienda durante una persecución (VIDEO)

El chofer perdió el control de vehículo policial, al dar la vuelta para seguir al individuo
Un patrullero se empotra en el frontis de una vivienda durante una persecución (VIDEO)

Un patrullero se empotra en el frontis de una vivienda durante una persecución (VIDEO)

03 de Septiembre del 2017 - 20:49 » Textos: José Martínez » Fotos: Correo

Un vehículo policial se incrustó en el frontis de una vivienda de material rústico, en el asentamiento Vencedores 15 de Abril, en la manzana B lote 27, en Sullana, donde venden comidas, en circunstancias en que los agentes perseguían a un presunto vendedor de droga al menudeo.

PERSECUCIÓN. Los hechos ocurrieron alrededor de las 10:15 de la mañana, cuando los policías “correteaban” desde la esquina a un individuo, que descendió corriendo de un trimóvil, en el que viajaba como pasajero.

El aludido arrojó al parecer unos “ketes” de PBC al techo del predio aledaño, manzana B lote 28, donde también se expende comida y se metió en la casa, aprovechando que la puerta estaba abierta.

En esas circunstancias, el vehículo policial, de placa L - 20258, de la comisaría de Nuevo Sullana, al dar la vuelta, más bien se fue contra la pared de palma y caña, empastada con cemento y yeso, de la manzana B lote 27, en la que se empotró.

FRENOS. Según el conductor del vehículo policial, se habrían vaciado los frenos, pese a que iba despacio, por lo que se originó el accidente.

Otros agentes señalaron que el problema se suscitó porque se trata de un vehículo de sensores.

En el inmueble funciona el restaurante cevichería El Encanto y en esos momentos se encontraba desayunando la propietaria, Yuli Calva, además de un comensal, que por suerte no resultaron heridos.

CAPTURA. Los policías capturaron a la persona que supuestamente portaba droga y lo trasladaron a la dependencia policial. En tanto, el conductor del trimóvil se dio a la fuga.

Tras el desafortunado incidente, los policías conversaban ayer con la propietaria para conciliar y salir del lugar, a fin de avanzar con las diligencias.

En tanto, la mujer, que esperaba a su abogado, estimaba que solo en las rejas rústicas había gastado más de 200 soles y en total los daños superarían los 5,000 soles.