Un policía muere tras despistarse en una camioneta de la Policía de Carreteras

Su compañero resultó gravemente herido. Se desconocen las causas del trágico accidente
Un policía muere tras despistarse en una camioneta de la Policía de Carreteras

Un policía muere tras despistarse en una camioneta de la Policía de Carreteras

25 de Febrero del 2018 - 09:06 » Textos: Marisol Bobadilla » Fotos: Correo

Cuando cumplía con su trabajo, un policía que conducía una camioneta de la Policía de Carreteras perdió la vida trágicamente luego que el vehículo se despistara en la carretera Piura-Chulucanas. Su compañero se encuentra gravemente herido en una clínica particular de Piura.

ACCIDENTE

Se trata del suboficial de segunda de la Policía Nacional del Peru (PNP) , José Gallardo Pinedo, quien ayer a las 2:00 de la tarde conducía el vehículo policial de placa CL-22686 en dirección de norte a sur, por la carretera Piura-Chulucanas, cuando a la altura del kilómetro 6 de la vía de Evitamiento su vehículo se despistó.

Producto del fuerte impacto, el agente del orden falleció instantáneamente, mientras que su compañero, el técnico de primera Carlos Tineo Galecio resultó herido.

Hasta el lugar llegaron compañeros de la Policía de Carreteras, quienes constataron que el vehículo se había salido de la berma y que Gallardo no presentaba ningún signos de vida.

Los colegas llevaron a Tineo a la clínica Miraflores en donde el médico de turno le diagnosticó politraumatismo toráxico abdominal y trauma en la rodilla derecha por descartar fráctura.

Según informó la Policía, los suboficiales patrullaban la ruta Piura- Chulucanas. Hasta el momento se desconocen las causas del accidente de tránsito.

Hasta el lugar llegó el representante del Ministerio Público de Castilla para realizar el levantamiento del cádaver. El fiscal ordenó que el cuerpo sea llevado a la Morgue de Piura para que se le practique la necropsia de ley.

Se supo que el suboficial PNP José Gallardo era natural de Sullana y deja en la orfandad a tres hijos menores de edad.

Sus familiares manifestaron que el agente era un buen padre, trabajador y hogareño.

Los compañeros de Gallardo se mostraron entristecidos por su partida.