Una mujer es apuñalada 17 veces por su conviviente

El ataque ocurrió en el asentamiento María Parado de Bellido, en la provincia de Paita
Una mujer es apuñalada 17 veces por su conviviente

Una mujer es apuñalada 17 veces por su conviviente

14 de Febrero del 2018 - 11:00 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Correo

Nuevamente un caso de violencia e intento de feminicidio conmociona la región de Piura. Esta vez, una mujer fue apuñalada 17 veces por su pareja en presencia de su hijo en la provincia de Paita.

LOS HECHOS

El ataque ocurrió la mañana de ayer en el interior de la vivienda de Karina Elizabeth Trelles Crisanto, de 36 años, ubicada en el asentamiento María Parado de Bellido Mz. T lote 26 en la provincia de Paita. 

Pese al hermetismo del caso, se conoció que Luis Montero Chuye estaba junto a su víctima en el dormitorio y por causas que aun se investigan, empezaron a discutir. La furia del agresor no tuvo reparo y sin compasión alguna cogió un cuchillo y apuñaló a la mujeres diecisiete veces. 

Montero habría apuñalado a su víctima en la espalda, rostro y diferentes partes del cuerpo. Los gritos de auxilio alertaron a su pequeño hijo, quien salió de su habitación e intentó defender a su madre; sin embargo, el agresor al ver a su pareja envuelta en un charco de sangre, huyó del lugar. 

El menor salió del domicilio y pidió ayuda a sus vecinos, quienes evacuaron a su madre hasta el hospital Nuestra Señora de Las Mercedes en Paita.

LA CAPTURA

Al tener conocimiento del brutal ataque, el personal de la comisaría de Paita Alta Ciudad del Pescador realizaron una operación con la finalidad de capturar al agresor, a quien intervinieron cerca del domicilio de la agraviada.

Rápidamente, el personal policial trasladó al sindicado hasta la sede policial de la comisaría, donde se le investigará por el presunto delito de feminicidio. 

En horas de la tarde, los agentes junto al representante de la Fiscalía de Paita acudieron hasta el domicilio donde ocurrió el ataque, para recoger las pruebas confirmen la agresión. En el interior de la vivienda habían rastros de sangre en la habitación y la puerta.

Ojo en Familia

Lo más leído