Violencia en inicio de paro de mototaxistas

Policía contuvo a manifestantes a varazos y con bombas lacrimógenas y detuvo a quienes lanzaban piedras y reventaban llantas de trimóviles
Violencia en inicio de paro de mototaxistas

Violencia en inicio de paro de mototaxistas

23 de Diciembre del 2017 - 09:21 » Textos: José Martínez » Fotos: Andrés Vera

Desmanes. Con la quema de llantas y bloqueo de vías, además del ataque a trimóviles que circulaban, ayer se inició el paro de mototaxistas en las ciudades de Piura, Castilla y distrito Veintiséis de Octubre.

La Policía respondió con golpes de varas y hasta bombas lacrimógenas, para contener a los manifestantes y detuvo a quienes lanzaban piedras y reventaban neumáticos de los vehículos menores que trabajaban.

El motivo de la medida de fuerza, que es indefinida, según los dirigentes de la Fedumop y Fecentramop, fue rechazar el nuevo anillo vial de la ciudad de Piura, que ha sido ampliado mediante ordenanza 229 - 2017, de la municipalidad de Piura, y aleja a los transportadores del centro de la ciudad.

BLOQUEOS. La movilización de los transportadores, que no tenía permiso, según el prefecto regional, Oscar Hernández, se inició alrededor de las 3:00 de la madrugada.

En las primeras horas de la mañana la avenida Gullman, a la altura del terminal para Sechura, en la carretera a La Legua; la avenida Don Bosco (exCircunvalación), a la altura de Los Titanes y Nueva Esperanza; el expeaje Piura Sullana y otros puntos, fueron escenarios de la manifestación, que estuvo salpicada de actos violentos.

Un contingente policial tuvo que despejar la carretera Piura - La Legua, donde los manifestantes habían colocado desmonte de construcción, interrumpiendo el tránsito, incluso de vehículos pesados. Entonces, los puentes que comunican Piura y Castilla, estaban fuertemente resguardados por la Policía.

EN CENTRO DE PIURA. Uno de los puntos de concentración de mototaxistas fue el parque Santa Ana. Desde allí cientos de transportadores marcharon hasta el óvalo y avenida Grau, donde los negocios cerraron sus puertas.

Los manifestantes llegaron, algunos en sus mototaxis, hasta el atrio de la iglesia Catedral, en medio de gran resguardo policial, que también cuidaba el perímetro de la plaza de Armas.

El dirigente Julio Farfán entregó un memorial en el Arzobispado, donde pide una entrevista con la autoridad eclesiástica y su mediación ante el alcalde de Piura, Oscar Miranda, para que se les escuche.

Después, avanzaron por la avenida Grau para tomar la calle Cuzco y llegar a la avenida Bolognesi, afectando a su paso el tráfico vehicular.

PIEDRAS Y BOMBAS. En la avenida Bolognesi y calle Cuzco, los manifestantes atacaron a un mototaxista y una piedra rompió el parabrisas del vehículo menor.

En Castilla, los agentes detuvieron a una persona en la intersección de las avenidas Junín y Tacna, cerca de la plaza Ramón Castilla, tras hacer retroceder a varazos a varios manifestantes que pretendían reventar las llantas de trimóviles que no acataban la medida de fuerza.

También lanzaron bombas lacrimógenas para disuadir a quienes arrojaban piedras en la intersección de la avenida Junín y Cuzco, interviniendo a uno. En el incidente, un policía golpeó a una periodista.

Tras estos sucesos, los transportadores llegaron al frontis de la comuna de Castilla, donde el alcalde Luis Ramírez les ofreció su respaldo.