Violento desalojo de predios deja una persona baleada y veinticinco detenidos

Nuevamente, Santa Rosa SAC solicita expropiar a posesionarios con masivo apoyo policial
Violento desalojo de predios  deja una persona baleada y veinticinco detenidos

Violento desalojo de predios deja una persona baleada y veinticinco detenidos

06 de Enero del 2018 - 08:57 » Textos: Raquel Carmen » Fotos: Andrés Vera

Un violento desalojo en los kilómetros 4.3 y 6.3 en la vía de evitamiento Piura-Las Lomas dejó como saldo una persona herida de bala y veinticinco posesionarios detenidos.

NUEVAMENTE. Alrededor de 200 agentes policiales, al mando del jefe de la Unidad de Servicios Especiales, comandante PNP Jack Denegri Sánchez, y del comisario de El Indio, mayor Rolando Caballero, llegaron a la zona en mención, a las 9:00 de la mañana, para poner en práctica la orden de defensa posesoria extrajudicial por parte de la empresa agrícola Santa Rosa SAC, que aduce ser dueña de los predios.

Según la versión de los posesionarios de las diversas asociaciones, como Valle del Sol, Virgen del Carmen, Sol y Campo, el personal policial hizo uso de sus armas de fuego y coludidos con vándalos dejaron que estos incineren las casas de esteras que habían en el lugar.

INTERVENIDOS Y BALEADO. Pese a que la orden de la operación era que los agentes no utilizaran sus armas de fuego, los posesionarios los sindican.

Incluso, Luis Neyra Gómez, uno de los quejosos, fue herido de bala en la pierna y tuvo que ser evacuado al hospital para ser atendido.

Luego de esto, el agraviado acudió a la comisaría de Tacalá para denunciar el ataque, sindicando a uno de los suboficiales como la persona que le disparó.

Pese a que el personal de la comisaría de Tacalá intentó hacer espíritu de cuerpo y mandaron a retirar a la prensa, el herido logró denunciar públicamente.

En el exterior de dicha dependencia se encontraban los familiares de los 25 detenidos, entre los que figura el presidente de la asociación Virgen del Carmen, Sol y Campo, Antonio Silva Lázaro.

Una madre de familia, al no obtener información sobre su hijo intervenido, entró en un shock nervioso y se desmayó en la puerta de la sede policial de Tacalá.