2017 fue mal año para autoridades de Puno, según analistas

¿Cómo califica la gestión de las autoridades puneñas en el año 2017?
2017 fue mal año para autoridades de Puno, según analistas

2017 fue mal año para autoridades de Puno, según analistas

01 de Enero del 2018 - 11:30 » Textos: Correo Puno » Fotos: Difusión

Como criollamente se dice, una “pregunta de cajón” para los analistas políticos y personajes críticos es, ¿Cómo califica la gestión de las autoridades puneñas en el año 2017?.

Sobre este tema, el excandidato al Gobierno Regional de Puno, Edgar Mancha Pineda, calificó sin medias tintas como desastroso lo hecho por Juan Luque Mamani, el año que se fue.

En opinión del también analisto político, dos factores han influido para la gestión del liderl del PICO no levante vuelo. Una de ellas es su incapacidad para ataviarse de liderazgo y la segundo un equipo técnico, carente de ideas, cuando no, visión.

cifras. Lo dicho por Mancha Pineda, adquiere validez, pues; el Gobierno Regional de Puno, apenas roza el 70% en ejecución de gasto, cifra que alimenta el desaliento. Y es que en el primer año Luque había ejecutado hasta el 77%.

Si la cosa no pinta bien para el mandatario regional, el asunto no ha sido mejor para el alcalde de la Municipalidad Provincial de Puno. El burgomaestre puneño, tuvo que ir a parar a la cárcel por estar involucrado en malos manejos de montos que habían sido destinados para la festividad Virgen María de la Candelaria. De hecho, su exasesora, Ynés Bejar Barriga, se encuentra prófuga de la justicia.

Mancha Pineda, dice no encontrar ninguna obra de envergadura en la ciudad de Puno y menos en las provincias. Hace pocos días, el dirigente Félix Suasaca Suasaca, criticó también esta carencia en el actual gobierno municipal.

El año 2017, estuvo también marcado por el deceso del exalcalde de San Román, David Mamani Paricahua. Su cuerpo fue encontrado en el establecimiento penitenciario de Alto Puno, con heridas punzocortantes. La noticia sin duda, conmocionó a toda la opinión pública.

Pero, el nuevo alcalde juliaqueño, Oswaldo Marin Quiro, no ha podido cambiarle el rostro a la Ciudad Calcetera, el último día del año pasado, ni siquiera alcanzó a ejecutar el 30% de su presupuesto.