​Amenazan a transportistas de Juliaca con quitarles tarjeta de circulación

Advertencia para empresas de minibuses se resisten a reubicarse
​Amenazan a transportistas de Juliaca con quitarles tarjeta de circulación

​Amenazan a transportistas de Juliaca con quitarles tarjeta de circulación

16 de Junio del 2017 - 10:09 » Textos: Correo Puno » Fotos: Correo Puno

El conflicto por el uso de terminales privados en el centro de Juliaca tiene otro capítulo, pues recientemente el municipio recurrió a la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones para que les quite la tarjeta de circulación a las empresas que hagan caso omiso a lo dispuesto por la comuna calcetera.

INSPECCIÓN. El representante de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones de Puno, junto al Administrador de Terminales Terrestres de la municipalidad provincial de San Román en horas de la mañana realizaron la constatación de uso de terminales autorizados por las empresas de transporte interprovincial en la ciudad de Juliaca.

Tras ello, constataron que varias empresas no cumplen con usar los terminales autorizados. Al respecto, el administrador de terminales terrestres de la municipalidad de San Román Abog. Nicolás Parada Pari, indico que la verificación es a solicitud de la municipalidad para poder sancionar a las empresas de servicio interprovincial que vienen operando desde terminales informales.

Por su parte, el director de Circulación Terrestre Puno, Lic. Mauro Lujan Cruz Vázquez fue claro en indicar que las empresas de transportes que no viene operando de los terminales asignados serán sancionados con la cancelación de la autorización de operación que fueron otorgados por la dirección de circulación terrestre Puno.

Según cifras que tiene Circulación Terrestre de Puno, en Juliaca un promedio de más de 100 empresas de las cuales solo 20 estaban usando los terminales formales.

Cabe recodar que está pendiente la reubicación de las terminales de combis, los cuales son competencia directa para los minibuses. Cabe recordar que esta demora causó malestar entre los propietarios de los minibuses.