Anciano pierde la vida tras asfixiarse con un pedazo de carne

Acudió a donde su vecina para pedir auxilio, pero fue demasiado tarde
Anciano pierde la vida tras asfixiarse con un pedazo de carne

Anciano pierde la vida tras asfixiarse con un pedazo de carne

28 de Octubre del 2017 - 08:00 » Textos: Lourdes Calla » Fotos: Difusión

Un comerciante murió atragantado con carne en la casa de su vecina a donde acudió a pedir ayuda, pero lamentablemente no pudieron salvarle la vida. 

Ocurrió en la vivienda ubicada en el jirón Revolución 952 de la urbanización Mariano Melgar, ayer a las 9:00 horas aproximadamente.Según contó la propietaria de la casa, María Ruperta Chalco, su vecino Augusto Huarachi Collanqui (70), llegó hasta la puerta de su casa y le dijo “he comido carne”, luego se desvaneció y ella trató de salvarlo, pero fue en vano.

“Eso fue lo único que habló, se señalaba el cuello, asegurando que había comido carne y se atragantó con eso, no había varones en ese momento que puedan ayudarnos para salvarlo, nosotros no sabíamos qué más hacer”, dijo la mujer.

Agentes de Serenazgo Municipal llegaron al lugar y pusieron el cuerpo del hombre en una camilla, porque los moradores aseguraban que este aún tenía signos vitales, pero antes de subirlo a la camioneta, el paramédico confirmo el deceso del hombre y era en vano llevarlo al nosocomio.

Sus familiares aseguraban que el hombre vivía solo y por eso no había nadie en el inmueble que pudiera acudirlo, “Nosotros vivimos en otro lugar, ya todos somos jóvenes, este es su carro”, mencionaba uno de sus hijos de la víctima.

Horas después llegaron agentes de la Policía Nacional, peritos de Criminalística y el fiscal de turno Tito Nieto Portocarrero, quienes procedieron con examinar el cuerpo, hallando restos de comida en la boca del varón.Posterior a ello, su cuerpo ha sido trasladado a la morgue.

El médico legista indicó que la causa de muerte sería asfixia aspirativa, pues la cavidad bucal fue obstruida por un pedazo de carne que el hombre habría comido durante el desayuno. Nadie sabía cómo darle los primeros auxilios para que expulsara la comida.