Aquí se hace el nuevo pueblo binacional de Huancasaya (FOTOS)

De ambos pueblos hablaremos en esta nota, de lo que hacen sus poblaciones y sus aspiraciones.

28 de Noviembre del 2017 - 09:55 » Textos: Hugo Supo » Fotos: Hugo Supo

El viento es helado en Huancasaya, provoca el abrigo permanente de los cuerpos, es peor en las madrugadas. Las mujeres usan polleras fabricadas con fibra de alpaca, chaquetas coloridas y aditamentos de polar; los varones caminan con pantalones dobles, algunos van con mamelucos que les dan apariencia de astronautas, chullos, ponchos y, por supuesto, botas o zapatos de cuero.

Así se resiste el frío a 4364 msnm, en las faldas de la Cordillera Oriental, donde se ubica el distrito de Cojata (Huancané). Al frente está también el distrito indígena de Ucha Ucha, de la provincia boliviana de Franz Tamayo. De ambos pueblos hablaremos en esta nota, de lo que hacen sus poblaciones y sus aspiraciones.

ECONOMÍA. Huancasaya se ubica sobre la misma frontera Perú- Bolivia, sus comunidades están integradas por gente -económicamente- pobre a ambos lados de la frontera; aunque eso no los ha detenido, al contrario, tienen grandes motivaciones para caminar al desarrollo.

Desde el año 1994, todos los jueves, peruanos y bolivianos se juntan en los alrededores del río Suches para concretar un qhatu binacional donde todavía se practica el trueque; es decir, los concurrentes intercambian productos de primera necesidad. Los peruanos llevan todo lo referido a carne, animales, fibra, leche y quesos; los de Bolivia llegan con papa, habas, chuño, fruta y otros productos agrícolas. Para mejorar sus relaciones comerciales han tenido que construir un puente artesanal sobre el Suches, esta infraestructura apenas tiene poco más de un metro de ancho, por lo que solo es para el tránsito de personas.

“Nuestros abuelos han construido ellos mismos, sin apoyo de ningún gobierno, este puente, pero en tiempo de lluvia el río sale, alguien podría morir, es muy peligroso”, dice el alcalde del centro poblado Huancasaya, Efraín Chura Huanca.

Por su lado, el alcalde electo de Ucha Ucha (Bolivia), Isaac Mamani, asumirá en pocos días y promete trabajar con su par peruano para lograr gestionar la construcción de un puente binacional. Sin duda, esta obra dinamizaría las relaciones económicas hasta convertir a Huancasaya en una gran ciudad binacional, como sueñan los lugareños.

El alcalde de Huancasaya, Efraín Chura Huanca, mantiene unida a la población bajo una estrella de Belén: se trata del ambicioso proyecto de edificar un puente carrozable que podría iniciarse en el año 2018 si la Unión Europea decide apoyar. Para eso, los lugareños piden la ayuda de sus respectivos gobiernos, pues ni siquiera los alcaldes de Cojata y Huancané han cumplido sus promesas.