​Área de cocales se quintuplicó en el Parque Nacional Bahuaja Sonene

A pesar de esfuerzos para erradicar la coca y hacer viable económicamente otros sembríos, no hay resultados.
​Área de cocales se quintuplicó en el Parque Nacional Bahuaja Sonene

​Área de cocales se quintuplicó en el Parque Nacional Bahuaja Sonene

12 de Septiembre del 2019 - 09:29 » Textos: J.Carlos Flores » Fotos: Difusión

El reporte oficial de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) indicaba el año 2017 la existencia de 193 hectáreas cultivadas con plantas de coca dentro del área natural protegida del Parque Nacional Bahuaja Sonene y más de 2,400 hectáreas en la zona de amortiguamiento que comprende diversos sectores del distrito de Putina Punco.

Apesar de la advertencia, nuevas estimaciones arrojan que el área de sembrío ilegal se habría multiplicado por cinco.

Una investigación publicada en El Comercio indica que, este año se estima que hay 600 hectáreas de cocales en el área protegida, y cerca de 10 mil hectáreas en la zona de amortiguamiento.

En ese sentido, se tienen registros del municipio que comprueban que en los últimos años la población de dicha zona se amplió a 40 mil habitantes de los cuales 15 mil llegaron de zonas lejanas.

Uno de los factores para el retroceso de cultivos legales fue el ataque de la plaga de la roya que diezmó seriamente los cultivos de café, que es el producto estrella de la selva.

La otra “plaga” es la increíble rentabilidad del cultivo de la coca y la formación de rutas para sacar la droga, directamente hasta Bolivia sea por vía terrestre o en avioneta.

Además se ha comprobado la existencia de varios laboratorios de elaboración de Pasta Básica y se estima que la totalidad de la producción de hoja de coca en la zona es procesada en el mismo lugar.

Una de las rutas va desde el sector Victoria hacia la frontera con Bolivia La otra comprende Sandia,Putina Punco, San Antonio de Putina, Huancané o Juliaca y de allí a la frontera con Bolvia.

Cabe recordar que fueron los mismos agricultores quienes reconocieron que el cultivo de café no es rentable.

Además hay claras evidencias de que los cultivos legales se alternan con los ilegales y los agricultores deben recurrir a la coca para lograr sostenerse. Hay muchos esfuerzos de parte del Estado, sin embargo, no están siendo suficientes.

Lo más leído