Catorce vehículos policiales permanecen como chatarra, luego de accidentes

El número de incidentes graves pone en tela de juicio la capacidad de los agentes. Dos efectivos perdieron la vida
Catorce vehículos policiales permanecen como chatarra, luego de accidentes

Catorce vehículos policiales permanecen como chatarra, luego de accidentes

17 de Diciembre del 2017 - 13:05 » Textos: J. Carlos Flores

Con el último accidente sumaron 14 los siniestros protagonizados a bordo de camionetas policiales. El hecho más grave costó la vida de dos policías y al menos dos personas han muerto atropelladas por un patrullero.

El jefe policial de la región, general PNP Roger Tello, informó en noviembre de este año que había un aproximado de 30 camionetas inoperativas por accidentes o por fallas mecánicas, y un recuento a los registros periodísticos arroja que son 14 las unidades involucradas en un accidente, en lo que va del año.

ACCIDENTES. El hecho más grave aconteció a inicios de junio último, cuando dos policías, Luigi Mogrovejo y Jesús Larico, perecieron luego de que la unidad oficial en la que se trasladaban, se estrelló contra un camión grúa en la carretera Interoceánica, sector Salviani, Carabaya.

El 8 de marzo, Esteban Gutierrez Vilca, un técnico especializado en servicios ganaderos que viajaba en moto fue atropellado y expulsado varios metros por un patrullero policial en la carretera Puno - Juliaca.

Entre los despistes se cuenta el del 6 de mayo, en Arapa (Azángaro ), el del 14 de marzo en la vía Puno-Desaguadero; el del 12 de junio en Lampa; el ocurrido el 19 de noviembre en el kilómetro 3 de la carretera Puno-Laraqueri.

Entre los choques se cuentan el ocurrido el 16 de febrero cuando un patrullero y una camioneta de electro Puno chocaron y el vehículo policial acabó perforando una de las paredes de la estación de tren de Juliaca.

Otros choques se dieron el 13 de febrero, el 8 de setiembre, el 12 de noviembre el 13 de agosto y Durante estas últimas semanas se sumaron dos incidentes menores en la ciudad de Puno. Al menos estos son los incidentes registrados periodísticamente; sin embargo, fuentes consultadas indicaron que encubrir este tipo de accidentes es práctica común

El general Roger Tello indicó que los conductores recibieron dos semanas de capacitación con personas especializadas, sin embargo las cifras ponen en duda la capacidad de los agentes para conducir.

Despiste. El último accidente registrado fue en Puno

El último accidente se dio ayer por la tarde cuando un patrullero se fue contra la berma central de la avenida el Sol, cerca a un cruce. Según testigos lo conductores iban a gran velocidad y desviaron su camino abruptamente para evitar embestir a dos jóvenes. El hecho se dio alrededor de las 6 y media de la tarde.

Hermetismo. Cuando se trata de policías accidentados, los civiles denuncian que se apliva “espiritu de cuerpo” y dificultan las sanciones.