Concluyó la larga veneración a la Virgen de la Candelaria

El público fue menor que en el primer día, pero la música y los bailes se vivieron con intensidad
Concluyó la larga veneración a la Virgen de la Candelaria

Concluyó la larga veneración a la Virgen de la Candelaria

14 de Febrero del 2018 - 09:56 » Textos: Hugo Supo » Fotos: Difusión

Los nombres de los conjuntos ganadores del concurso de danzas organizado por la Federación Regional de Folklore y Cultura de Puno todavía eran un misterio al cierre de la presente edición; no obstante, la tendencia habría sido la misma que se marcó en la primera presentación ocurrida en el estadio Enrique Torres Belón, el domingo pasado.

La fiesta patronal más importante del país llegó a su clímax con estas dos jornadas, en las que participaron 85 conjuntos de danzas, miles de músicos y población bailando en las calles.

Ayer por la mañana, la jornada de veneración empezó con una intensa lluvia, en el punto de partida de la ruta (avenida Costanera/ Túpac Amaru) un escaso público acompañó a los primeros participantes, pero conforme pasaba el día, las graderías se fueron abarrotando.

Cabe recordar, que el Gobierno Regional de Puno declaró feriado local los días 12 y 13 de febrero, por lo que la atención en entidades públicas y privadas fue suspendida y recién hoy se retomarán los trabajos habituales.

El segundo día de la parada concluyó aproximadamente a las 20:30 horas en la esquina Puno con Lima, desde donde los conjuntos se dirigieron a sus respectivos locales para las recepciones de sus directivos.

Previamente, y como es tradicional, los danzarines pasaron frente al Santuario de la Virgen de la Candelaria, allí precisamente la venerada imagen posó todo el día a la espera de que los devotos le ofrenden adornos florales.

Los encargados de vigilar a la virgen fueron los integrantes de la Hermandad de la Virgen de la Candelaria, un selecto grupo de creyentes puneños, quienes se organizan para que la imagen de la virgen esté impecable. 

El escritor puneño René Calsín Anco recordó que la Festividad de la Virgen María con la advocación a la Candelaria surge en tiempos de la revolución tupacamarista en Puno, cuando el ejército rebelde había cercado la Ciudad Lacustre a la espera de tomarlo y provocar una matanza.

Calsín Anco señaló que los residentes puneños de entonces sacaron la imagen en procesión a fin de pedir un milagro ante el evidente ataque de los rebeldes.En este contexto, cuenta el historiador, que los guerreros de Túpac Amaru habrían confundido dicha procesión con un ejército de refuerzo, lo que les hizo desistir de sus intenciones de tomar la ciudad.

Ese hecho es considerado como un acto milagroso, por lo que la población instituyó una devoción que ahora se manifiesta con danza y música.Desde el año 2014, la UNESCO declaró esta actividad devocional como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por lo que ahora existe un Comité de Salvaguardia, que se encarga de mejorar y proteger la cultura viva de los pueblos altiplánicos

Lo más leído