Detectan a menores de edad dedicados al “cogoteo” de parroquianos en Puno

El último caso se dio la noche de este miércoles con la captura de dos menores de edad quienes fueron vistos por la Policía cuando arrebataban su celular a un parroquiano.
Detectan a menores de edad dedicados al “cogoteo” de parroquianos en Puno

Detectan a menores de edad dedicados al “cogoteo” de parroquianos en Puno

12 de Octubre del 2018 - 09:28 » Textos: Carlos Flores » Fotos: Difusión

Varias intervenciones policiales de los últimos meses, revelaron que menores de edad están inmiscuidos en bandas de “cogoteros” y “lanzas” que tienen como principal botín los celulares de parroquianos adormilados por el consumo del alcohol y peatones distraídos.

El último caso se dio la noche de este miércoles con la captura de dos menores de edad quienes fueron vistos por la Policía cuando arrebataban su celular a un parroquiano.

Los hechos se dieron cerca al cruce del jirón Titicaca con la avenida Costanera. A esa hora los efectivos policiales pudieron ver a uno de los menores que seguía muy de cerca a un adulto hasta que decidió abalanzarse y sujetar su cuello.

De inmediato, el adulto gritó “me están robando”. En tanto otro de los menores de edad que guardaba más distancia y los seguía con disimulo, se acercó para ayudar a su compinche. En ese momento los efectivos policiales intervinieron y detuvieron a los dos ladronzuelos.

Ambos habían buscado sus bolsillos para sustraer su celular y el dinero que traía con sigo. Los intervenidos fueron trasladados a instalaciones policiales donde comprobaron que eran menores de edad.

En la ciudad de Juliaca se detectaron preocupantes casos de menores de edad que incursionan en el mundo de la delincuencia desde temprana edad.

En Juliaca, en el mes de julio, un menor de 16 años fue intervenido cuando, junto a tres sujetos asaltaron a una señorita y le arrebataron su celular y su agenda.

De similar forma en Puno se detuvo a un menor de edad cuando participaba en una banda que robaba celulares en el jirón Los Incas.

Fuentes policiales indicaron que así se inicia una carrera delincuencial y es la etapa donde se puede prevenir la propagación de la delincuencia.

Desayunos de Correo

Lo más leído