¡Dramático! Anciana vive en la absoluta miseria y tiene una fractura en la pierna

Vecina informó a la Fiscalía de Puno sobre caso de octogenaria que tiene un hijo alcohólico
¡Dramático! Anciana vive en la absoluta miseria y tiene una fractura en la pierna

¡Dramático! Anciana vive en la absoluta miseria y tiene una fractura en la pierna

04 de Noviembre del 2017 - 08:35 » Textos: J. Carlos Flores » Fotos: Rosario Durand

Francisca Aroapaza tiene 80 años aproximadamente, una fractura en la pierna, un hijo alcohólico con problemas mentales, una hija fallecida y el rechazo de la Beneficencia Pública de Puno quienes sostienen que no se pueden dar abasto para atenderla una vez que se recupere.

Su situación fue comprobada por personal del servicio social del hospital, la fiscalía y representantes de la beneficencia. Fue la ciudadana Rosario Durand Ticona quien alertó sobre la desesperante situación de la anciana.

Según indicó hace algunos meses, encontró a la anciana tendida en el patio de su casa. Cabe mencionar que a pesar de vivir en un terreno con una construcción la situación de la anciana es de las más deplorable, pues ni puertas tiene, y durante la visita se halló la más absoluta miseria.

ESCARAS. Luego de esa primera visita Carmen cuenta que la estuvo acudiendo cada cierto tiempo hasta que la noche del jueves encontró que estaba nuevamente tendida sin fuerzas para levantarse.

Al examinarla pudo ver que una de las piernas estaba con escaras, en tanto la anciana se quejaba por el fuerte dolor. Por esta razón, pidió ayuda a los bomberos quienes la trasladaron al hospital regional.

El personal del servicio social del hospital, realizó gestiones para auxiliarla mientras que se recupera y un lugar seguro para que se quede luego del tratamiento.

La mañana de ayer junto a un equipo de la fiscalía acudieron a la beneficencia pública y en un primer momento le dijeron que no podía acoger a la anciana, pero tras una reunión se comprometieron a darle algún tipo de auxilio y estudiar su caso.

En tanto, esclarezcan su situación, se comprometieron a buscar costear el tratamiento.

La preocupación de la mujer que al atendió es qué será de su vida luego de que le den de alta.