El torito de Pucará es el otro “convocado” para ir al mundial de Rusia

Un grupo de toritos viajará a Rusia y el responsable cree que tal vez lleguen a manos de Putín
El torito de Pucará  es el  otro “convocado” para ir al mundial de Rusia

El torito de Pucará es el otro “convocado” para ir al mundial de Rusia

14 de Junio del 2018 - 10:11 » Textos: Correo » Fotos: Difusión

Este mundial no solo ha llevado jugadores de fútbol e “hinchas” a Rusia sino a 14 toritos de Pucará que serán expuestos en la Casa de Perú en Moscú y serán los regalos oficiales que otorgará la Federación Peruana de Fútbol en los encuentros deportivos. Los Toritos no solo llegarán al mundial sino que acompañaron en a la selección en los amistosos previos a la justa.

El encargado de seleccionar los regalos es el coleccionista Rubén Berrocal quien guarda en su casa varios objetos de artesanía como retablos ayacuchanos, sin embargo, escogió al torito para ser el presente a entregar en el Rusia. En medios de comunicación nacionales, el mencionado indicó que: “Cada país necesita un objeto proveniente de su historia. En los años que llevo trabajando en esto descubrí que el torito de Pucará es el regalo perfecto porque lleva una tradición detrás. En el Ande representa protección y seguridad, ayudan a que la cosecha sea buena. Regalar uno es transmitir ese deseo”.

Además contó cómo inició todo: “Primero pidieron cinco toros para los amistosos contra Islandia, Croacia, Escocia, Arabia Saudí y Suecia. Diseñamos toros de 32 cm de alto, con motivos peruanos, además de una caja con el logo de la FPF y una placa recordatoria”.

El Torito de Pucará es una pieza de cerámica característica del distrito de Pupuja, en la provincia de Azángaro del departamento peruano de Puno y vendido tradicionalmente en la estación de trenes de Pucará.

Usado en un inicio en las ceremonias de marcación y para la procreación del ganado, protección, felicidad y fertilidad en la vida matrimonial, esta pieza cerámica se ha convertido en un símbolo de la identidad sur andina peruana.

La cerámica tiene su origen en la comunicad de Checa Pupuja que, juntos con otros productos tradicionales, fueron a ocupar los principales mercados de Cusco, Puno y Arequipa. El torito se coloca en los techos de las casas de la zona para dar suerte y prosperidad a los pobladores.