Familiares denuncian desaparición de una pareja y un niño de un año

Pareja de jóvenes y su niño de año y medio regresaban con auto recién comprado avisaron su llegada para el miércoles y no se supo más.
Familiares denuncian desaparición de una pareja y un niño de un año

Familiares denuncian desaparición de una pareja y un niño de un año

05 de Noviembre del 2017 - 07:47 » Textos: J. Carlos Flores » Fotos: Difusión

Una pareja de jóvenes viajó a Moquegua junto a su hijo de un años y medio para comprar un auto. El último miércoles se comunicaron con sus familiares que viven en Puno avisando que ya habían comprado el vehículo y que se alistaban para realizar el viaje de vuelta. Eso fue lo último que se supo de ellos.

Esa fue la denuncia hecha por los familiares de Eddy Cristian Cruz de 28 años y Elizabeth Zapana Mamani de 25 años. Ambos partieron el 28 de octubre con una considerable cantidad de dinero para realizar la compra. Luego de algunos días, aparentemente concretaron la adquisición y desaparecieron sin dejar rastro alguno.

La joven pareja había ahorrado una considerable cantidad de dinero. Eddy trabajaba como técnico en la Southern Perú mientras Elízabeth terminó una carrera universitaria en la Universidad Nacional del Altiplano.

Ambos conformaron una pareja y procrearon a un varón que cumplió año y medio en este mes.

La denuncia por su desaparición fue interpuesta este último viernes en vista que pasó más de tres días sin tener noticia de la pareja y el niño.

Los familiares manifestaron que en la última comunicación no se había notado nada raro ni extraño. Era un viaje para comprar pero también unas pequeñas vacaciones donde habían visitado algunos familiares que se encontraban radicando en Tacna.

En el viaje de regreso se habían quedado en el distrito moqueguano de Samegua.

La familia teme que hayan sido seguidos por ladrones que los siguieron para robarle su auto recién comprado así como una considerable cantidad de dinero que ellos llevaban.

Fuentes policiales informaron que no se tiene mayor pista sobre su paradero y los celulares de ambos permanecen como apagados por lo que es imposible ubicarlos usando la señal. Lo más triste para los familiares es saber que el pequeño niño de año y medio corrió la misma suerte que sus padres.