Hay 30 sentenciados por corrupción y una larga lista de procesos en curso

Cifra de mujeres involucradas en delito ha venido creciendo y la tendencia sigue en aumento
Hay 30 sentenciados por  corrupción y una larga lista de procesos en curso

Hay 30 sentenciados por corrupción y una larga lista de procesos en curso

07 de Junio del 2018 - 11:32 » Textos: Correo » Fotos: Difusión

Un flagelo que a pesar de todo sigue creciendo es la corrupción. Pese a las sanciones y a la drasticidad de las leyes, las cifras siguen en aumento y son los funcionarios públicos los principales protagonistas. 

Si nos basamos en las cifras, la Procuraduría Pública Anticorrupción de Puno, entidad que está a cargo de Emma Cazorla Valdez, viene siguiendo mil 615 casos que están vinculados a delitos de corrupción de funcionarios. Quienes ocupan algún cargo en las municipalidades distritales y provinciales, son los que lideran estas cifras. 

Los efectivos de la Policía Nacional del Perú, no se quedan atrás y ya suman 70 casos. El Gobierno Regional tiene 60 procesos por este delito. Un dato a tomar en cuenta es el, vertiginoso crecimiento del número de mujeres involucradas en este agravio al Estado. 

En este apartado, son las policías las que se han visto involucradas, casi en su totalidad en este delito.sentenciados. No menos importantes, son los datos que proporciona la presidenta de la Junta de Fiscales, Guadalupe Manzaneda Peralta, quien señala que desde la institución a la que representa se han propulsado 30 sentencias por corrupción. 

Otro buen número se encuentran en investigación preparatoria. Se debe tomar en cuenta que, también han habido fiscales que han cedido a la tentación de hacer las cosas mal. Hasta el momento hay 8 casos de fiscales que han sido procesados por colusión u otros delitos vinculados a la corrupción. 

A manera de diagnóstico, la titular del Ministerio Público en la región Puno, cuestionó el papel que vienen desempeñando los Órganos de Control Interno (OCI). La letrada, recordó que, son estas dependencias a través de sus representantes las encargadas de velar porque cada uno de los procesos y otras actividades se desarrollen dentro del marco de la Ley, pero no lo hacen. 

En opinión de Manzaneda Peralta, el primer eslabón para denunciar este tipo de “ocurrencias”, son los OCI; sin embargo ellos han dejado la puerta abierta.

Lo más leído