Ilaveño muere por grave herida en la cabeza tras despiste de camión de gas

Iba como copiloto pero no pudo evitar que el conductor se duerma y despiste el vehículo
Ilaveño muere por grave herida en la cabeza tras despiste de camión de gas

Ilaveño muere por grave herida en la cabeza tras despiste de camión de gas

10 de Enero del 2018 - 11:25 » Textos: J. Carlos Flores » Fotos: Difusión

El copiloto de un camión que transportaba cientos de balones de gas falleció con una profunda herida en la cabeza luego del despiste y vuelco del vehículo. 

A pesar de estar a cargo de una carga sumamente peligrosa, no tenía seguro de vida alguno y solo depende de la “buena voluntad” de su jefe indemnizar a sus deudos y costear su entierro. 

El accidente se dio cerca del amanecer de ayer muy cerca al centro poblado de Molloco, en Zepita, Chucuito. Todo indica que el conductor llamado Néstor Apaza Choque se quedó dormido en esa parte del camino ocasionado el accidente

Las huellas del camión indican que se salió del camino, chocó contra un poste de madera y luego se recostó justamente del lado en que viajaba el copiloto, Alipio Chipana Flores de 45 años, cuya cabeza dio contra un objeto metálico provocando una herida profunda y mortal. 

Fuentes policiales indicaron que lejos de responsabilizarse por lo sucedido, el conductor fue encontrado huyendo a unos cientos de metros del lugar del accidente. 

En horas de la tarde los familiares indicaron que el fallecido no tenía contrato ni acuerdo escrito alguno con el propietario de la empresa que transportaba el gas por lo que pidieron que se haga responsable y lamentaron que el fallecido no tenga seguro de vida alguno. 

Pasado el mediodía, se realizó la necropsia de ley en medio de la consternación de familiares y amigos que se acercaron a la morgue.

Pudo ser peor, pues varios balones de gas que eran trasladados de sur a norte se dañaron por el golpe y expulsaron su contenido. 

Esto obligó a los bomberos a actuar rápidamente pues, la cabina del camión se incendió amenazando con generar una explosión. 

Para menos daños, los bomberos sofocaron el incendio, y mojaron dos los balones previniendo lo peor. 

Hacia las 6 de la mañana lograron conjurar todo peligro y comenzaron con el retiro del cuerpo, los balones de gas y los restos del malogrado camión de la carretera. 

Lo más leído