Inicio del año escolar 2018 fue con lluvia y deficiencias en Puno

En otras localidades de la región, una intensa lluvia interrumpió las ceremonias del inicio de año escolar, tal es el caso de la provincia de Chucuito (Juli).
Inicio del año escolar 2018 fue con lluvia y deficiencias en Puno

Inicio del año escolar 2018 fue con lluvia y deficiencias en Puno

13 de Marzo del 2018 - 15:05 » Textos: Correo Puno » Fotos: Difusión

El lunes 12 de marzo amaneció nublado en la mayor parte del altiplano peruano. Esto no detuvo a los más de 300 mil escolares que en la región Puno regresaron a las aulas para participar en la ceremonia del inicio del año académico 2018.

Los padres de familia acompañaron a los más pequeños y desde temprano se observó grandes concentraciones alrededor de las instituciones educativas de las principales localidades de la región altiplánica.

La ceremonia principal se realizó en las instalaciones de la Gran Unidad Escolar San Carlos, a donde acudieron las autoridades locales, regionales y el ministro de Cultura, Arturo Neyra Sánchez, en representación del Presidente de la República.

En el departamento puneño se reabrieron 4211 planteles educativos de los niveles inicial, primaria y secundaria. En cifras precisas, la Dirección Regional de Educación (DREP) reportó 330,335 estudiantes matriculados y un total de 25,992 docentes que ya están en sus instituciones desde el 2 de marzo pasado.

El gobernador Juan Luque Mamani instó a los docentes para que pongan empeño en preparar sus sesiones de enseñanza-aprendizaje. “Decirles que se preparen bien, para que la calidad educativa en la región Puno sea mejor, porque la educación es la columna vertebral de la sociedad, con participación responsable del trinomio docente – estudiante – padre de familia”, manifestó en el acto de inicio.

El ministro de Cultura resaltó el trabajo que el Estado estaría realizando para que todos los estudiantes estén bien atendidos en el país. Asimismo, llamó al esfuerzo de los alumnos para aprovechar todas las oportunidades que están teniendo.

LLUVIA. En otras localidades de la región, una intensa lluvia interrumpió las ceremonias del inicio de año escolar, tal es el caso de la provincia de Chucuito (Juli).

En distritos como Pomata, Zepita, Desaguadero y Juli, la lluvia calmó recién al mediodía. Similar fue el panorama en Huacullani, Kelluyo y Pisacoma.

En Juli el inicio de las labores académicas se desarrolló en cada institución educativa, mientras que en Pomata la organización ha sido distinta, desde una ceremonia de izamiento del pabellón nacional a cargo del director de la UGEL, José Gabriel Vizcarra, y la bandera de Pomata a cargo de la autoridad municipal Fredy Castillo.

En algunas instituciones como Huapaca San Miguel, los estudiantes y profesores fueron recepcionados por los padres de familia.

Algunos padres indicaron que en la IEP de Totoroma en el distrito de Kelluyo, la semana pasada ha habido problemas en la ratificación de estudiantes, en vista de que los profesores no asistieron a las labores.

El colegio técnico industrial Perú Birf de Juli habilitó una unidad móvil para que pueda recoger a los estudiantes de todos los colegios (primarios y secundarios) desde el centro poblado de Suancata con destino a los colegios de Juli, confirmó el asesor de Tutoría, Prudencio Paredes Barriga.

SAN ROMÁN. Cerca de 90 mil estudiantes en 478 instituciones educativas volvieron a las aulas a nivel de la Unidad de Gestión Educativa de San Román, la ceremonia de inicio fue en la Institución Educativa Secundaria Industrial 45 José María Arguedas de la urbanización La Rinconada.

El director de la UGEL San Román, Julio Antonio Jara Aguirre, indicó que el reporte de la mañana señala que la totalidad de docentes acudieron a los centros educativos con el fin de recibir a los estudiantes.

Acotó que el 75% de planteles de la provincia de San Román tienen deficiencias en la infraestructura y muchos de ellos deben ser demolidos para una nueva construcción, lamentablemente no existe financiamiento para cubrir el presupuesto que se requiere.

SIN AGUA. En la institución educativa de la comunidad de Chingora, los alumnos volvieron a las aulas en precarias condiciones, no cuentan con luz y agua, las aulas están divididas con rafia y los ambientes son muy angostos que solo caben siete carpetas.

En el plantel Los Libertadores el reporte de los padres fue el pésimo estado en el que se encuentran los servicios.