La retorcida historia de celos y asesinato del agresor de Marco Cutipa

Confeso feminicida y agresor de Gerente de Desaguadero no espero ni tres meses para delinquir
La retorcida historia de celos y asesinato del agresor de Marco Cutipa

La retorcida historia de celos y asesinato del agresor de Marco Cutipa

17 de Enero del 2018 - 09:29 » Textos: J. Carlos Flores » Fotos: Difusión

El crimen contra el Gerente Marco Cutipa destapó un clamoroso caso de ineficacia judicial, pues en menos de dos años, un confeso y capturado feminicida que había apuñalado a su pareja quitándole la vida, fue liberado y volvió a atacar con arma blanca a la que pudo ser su segunda víctima mortal.

Tal como lo determinó el juzgado unipersonal con sede en Collao, el historial criminal del principal autor del ataque al gerente, Romilio Maquera Iscarra, quien tenía 19 años, empezó con el crimen de la mujer con quien había convivido 4 meses y engendrado a una hija, el 12 de julio del año 2016.

Había actuado con saña, pues de acuerdo a lo recogido por la crónicas policiales, el varón había dejado en medio de un charco de sangre y con un corte en la garganta a la estudiante Melania Chino Maquera. 

El motivo fuer los constantes celos del asesino que creía que ella aún prefería a su ex enamorado, Wilson Arturo. A pesar de la gravedad del delito y la forma en que lo cometió, Romilio Maquera fue sentenciado por homicidio simple a cuatro años y dos meses de pena privativa de libertad. 

Increíblemente, en inicios de noviembre del año pasado, el sentenciado solicitó una conversión de la pena afirmando que necesitaba sostener a la hija que había tenido con la asesinada Melania, quien tenía dos años.

Lejos de acudir al cuidado de su hija, luego de conseguir su libertad en el mes de noviembre del año pasado, el peligroso sujeto entabló una relación con Magaly Rivera en la institución educativa Villa del Lago, según indicaron allegados. 

No pasó ni un mes y nuevamente los celos jugaron su cuota en el ataque del gerente, pues Magaly también tenía celos y sospechaba que este tenía una aventura amorosa con una trabajadora municipal, tal como lo revelaron fuentes policiales.

No hubo nada de “felices los cuatro”, pues esta trama pudo dejar un fallecido y una huérfana de padre.