Madre de familia fallece en accidente de tránsito en la vía Juliaca - Arequipa

Tan solo tres ocupantes del vehículo se salvaron de morir
Madre de familia fallece en accidente de tránsito en la vía Juliaca - Arequipa

Madre de familia fallece en accidente de tránsito en la vía Juliaca - Arequipa

30 de Diciembre del 2017 - 10:01 » Textos: Mayda Lope » Fotos: Difusión

Un trágico accidente manchó de sangre la carretera Juliaca - Arequipa el último jueves.La colisión de un tráiler con un auto terminó con la vida de Narvi Huillca Alagon de 20 años, a la altura del kilómetro 192, muy cerca al poblado de Santa Lucia.

Los hechos se produjeron cuando el auto marca Daewo de color amarillo de placa de rodaje F9J-507, conducido por Fredy Hurtado Leo de 22 años, se percató de que un trailer que iba con dirección a la ciudad de Juliaca invadió el carril en el que transitaba su movilidad, esto provocó que el vehículo amarillo colisionara con la parte lateral izquierda del camión, ocasionando finalmente que la movilidad que trasladaba a la familia se despistara y quedara recostada al lado derecho de la carretera.

El auto amarillo fue abordado por Fredy Hurtado Leo (22), conductor del vehículo, Narvi Huillca Alagon (20), pareja del conductor, J.I.H.L. (13) y P.H.H. (1 años y 18 meses), que viajaba junto a su madre.El accidente dejó como saldo una fallecida y el resto de la familia resulto herida por el fuerte impacto.

Los heridos fueron atendidos por efectivos de la Policía Nacional de Santa Lucia, quienes además realizaron las diligencias de ley correspondientes, posteriormente comunicaron el hecho al representante del Ministerio Público de la provincia de Lampa para que una grúa traslade el carro y se realice el levantamiento del cadáver según las normas.

Cabe mencionar que el conductor del trailer que ocasiono el accidente de tránsito se dio a la fuga tras comprobar que las víctimas se habían despistado.

Este acto egoísta ocasionó la muerte de la joven madre y dejó a un niño de tan solo un año de nacido en la orfandad. El padre del niño deberá superar la irreparable perdida y velar por el menor.